domingo, junio 16

6 de enero Alborotador ‘idiota’ que robó la foto de John Lewis de la oficina de Nancy Pelosi recibe 4 años

WASHINGTON — Un autoproclamado «idiota» que irrumpió en el Capitolio el 6 de enero y robó una billetera y una foto enmarcada del difunto ícono de los derechos civiles, el representante John Lewis, de la oficina de la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, fue sentenciado a más de cuatro años. en una prisión federal el viernes.

kevin lyonsun padre de 40 años de Chicago, fue condenado previamente por un cargo de obstruir el proceso oficial, así como conducta desordenada y perturbadora en un edificio restringido y entrar y permanecer en un edificio con acceso restringido.

La jueza federal de distrito Beryl Howell condenó a Lyons a 51 meses -cuatro años y tres meses- en una prisión federal, diciendo que era muy raro que viera aparecer a un acusado que describiera su infancia como «perfecta», como dijo Lyons. Lyons «no tiene excusa» para su conducta, dijo.

Howell dijo que era absurdo que Lyons se uniera a la multitud para abuchear a los oficiales, llamándolos «¡malditos nazis bastardos!». y «¡SS!» – dado que el ataque al Capitolio de los Estados Unidos fue «prácticamente lo más fascista» que había visto.

“Fue la multitud la que se parecía más a nazis y fascistas ese día”, dijo Howell, y dijo que era “extrañamente irónico” que Lyons llamara nazis a los oficiales “mientras el zapato está en el otro pie”.

Kevin Lyons con una foto enmarcada de Nancy Pelosi y John Lewis de la oficina de Pelosi el 6 de enero de 2021.
Kevin Lyons con una foto enmarcada de Nancy Pelosi y John Lewis de la oficina de Pelosi el 6 de enero de 2021.USDC Distrito de Columbia

Lyons se registró cuando robó una billetera con alrededor de $ 150 en efectivo de la chaqueta de un miembro del personal. La fotografía enmarcada que robó fue un regalo que le dieron a Pelosi unos dos meses después de la muerte de Lewis, dijeron los fiscales federales. Mostraba a Pelosi, D-Calif., y Lewis, D-Ga., quien era miembro de los Freedom Riders, habló en la Marcha de 1963 en Washington y un soldado de los Freedom Riders le fracturó el cráneo. mientras intentaba cruzar un puente en Selma en 1965, en lo que alguna vez se llamó la «Puerta sin retorno» en el castillo de Elmina en Ghana.

“Lyons salió del Capitolio a través de un Uber antes de regresar a Chicago”, escribieron los fiscales federales en un memorando de sentencia. “Esa noche envió a sus amigos una foto de la foto robada con la admisión de que él había tomado la foto. Luego se jactó: ‘Estoy bastante seguro de que ahora soy un delincuente federal múltiple’. La fotografía nunca ha sido encontrada».

Lyons habló con el juez antes de su sentencia, explicando por qué debía miles de dólares en manutención infantil (el juez Howell dijo que debería haber trabajado para pagar lo que debía en lugar de conducir hasta Washington, D.C. y unirse a un motín el 6 de enero) y diciendo que estaba «muy avergonzado» por lo que hizo en el ataque al Capitolio.

«Soy una persona bastante excéntrica, podrías notarlo», dijo Lyons, señalando hacia el podio. «Dejé que la multitud y la multitud y todo eso sacara lo mejor de mí… Es una locura, no puedo creerlo». Dijo que lamentaba el impacto que sus crímenes tuvieron en sus hijos de 16 y 13 años.

«Soy un idiota, me doy cuenta de eso», dijo Lyons. «Fui estúpido. No sé qué me pasó… Les pido disculpas a ustedes, al país ya mi familia».

Más de 1.000 personas han sido acusadas en relación con el ataque del 6 de enero al Capitolio de los Estados Unidos y al menos 335 han sido sentenciadas a penas de prisión. El Departamento de Justicia dijo en un comunicado este mes que su determinación de responsabilizar a los acusados ​​del 6 de enero “no ha flaqueado y no flaqueará”, y los detectives en línea han identificado a cientos de alborotadores más que no han sido arrestados.