miércoles, abril 17

Altamirano se descompensó y fue trasladado en ambulancia

La angustia se apoderó de repente de todos los presentes en el estadio Jorge Luis Hirschi. A los 27 minutos de partido, cuando Estudiantes y Boca empataban sin goles, Javier Altamirano se desplomó en el campo de juego y empezó a convulsionar. Todos los jugadores se dieron cuenta al instante de lo que estaba pasando y los médicos de ambos clubes acudieron a ayudarle. Dos minutos después fue trasladado en ambulancia al sanatorio más cercano, el Instituto Médico Platense. Aunque luego se informó que se encontraba estable, se decidió suspender el partido.

Todos los jugadores del equipo local quedaron impactados. Algunos, como Enzo Pérez y Santiago Ascacibar, incluso rompieron a llorar por la situación de su pareja. La reunión no se reanudó nuevamente.

Todo ocurrió mediada la primera parte. Su descompensación no fue producto de un golpe ni de una acción de juego. De repente, el chileno cayó al césped y su cuerpo empezó a sufrir fuertes temblores. Ascacibar fue el primero en asistirlo y luego llegó Enzo Pérez, hasta que llegaron los médicos.

Inmediatamente llegó la ambulancia para trasladarlo. «Se encuentra bien y consciente»informaron al equipo de Estudiantes minutos después de ocurrido el hecho que dejó a todos sin poder concentrarse en el juego.

El árbitro, Fernando Echenique, no reanudó el partido y llamó a los capitanes y técnicos de ambos equipos. La primera decisión en aquel encuentro en el círculo central fue retirarse a los vestuarios y esperar unos minutos para tener una mejor visión del estado de salud de Altamirano.

Desde la voz del estadio informaron que el jugador ingresó consciente al pabellón del hospital y un fuerte aplauso surgió de los cuatro costados. Echenique volvió a convocar a los protagonistas. Edinson Cavani habló algo con Eduardo Domínguez. Diego Martínez preguntó cómo estaba Altamirano. José Sosa informó que se encuentra bien aunque el equipo de Estudiantes prefirió no seguir jugando. Todos estuvieron de acuerdo y el juez suspendió el juego.

«No teníamos idea de la situación real. Ahora tenemos una pequeña parte y nos lo están diciendo. La vida está antes que el deporte en cualquier situación. Hay muchas cosas más importantes que un partido de fútbol o el trabajo. Cuando esto pasa ahí son «Tenemos que dar ejemplo». Uno entró al vestuario y los chicos estaban llorando. Su esposa está embarazada y estaba preocupada. Ahora ella está con él. La familia Estudiantes se movió rápidamente», dijo Eduardo Domínguez.

Las primeras informaciones indican que se le realizó una tomografía computarizada en la que no se detectaron anomalías. Altamirano pasará la noche en observación en la clínica y en la madrugada de este lunes le harán más estudios. Sus compañeros acudieron a visitarle tras ducharse y cambiarse en el vestuario local.

«Recuperó la estabilidad y está en observación. Nuestro médico está con Javier y nos informó cómo estaba», amplió Marcos Angeleri, manager del Pincha. Por su parte, Martín Gorostegui, el presidente del club platense, afirmó que Altamirano permanecerá en cuidados intensivos.

Hugo Montenegro, médico del equipo profesional, dio personalmente el parte oficial: «Tuvo una convulsión. La tomografía fue buena y le harán más estudios. Lo importante es que salió de ese episodio de convulsión. No tiene antecedentes de una condición similar.» .