lunes, julio 15

Buenas pagas: las mujeres son más compromisos en pago de creditos | mis finanzas

Según estudios del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), en varios países de América Latina las mujeres presentan una tasa de morosidad menor que los hombres en créditos otorgados por instituciones financieras formales. Asimismo, RapiCredit, empresa de crédito online en Colombia, registrada en 2022, demuestra un mejor compromiso de pago, con una tasa de morosidad 13% inferior a la de los hombres.

(Servicios de salud, el sector con más presencia femenina).

Aunque para acceder a crédito en RapiCredit, tanto hombres como mujeres deben cumplir los mismos requisitos, se evidencia que al momento de pagar las mujeres son más compromisos. Actualmente la tasa de cartera de la compañía, es decir el porcentaje de personas que no han cumplido con sus obligaciones de pago es de 6.5%, del cual el 58% son hombres y el 42% restante mujeres.

A pesar de este panorama, la déigualdad de género continuó evidenciándose en aspectos como la inclusión financiera, pus aún existe una brecha de género en el acceso a servicios financieros. Las mujeres actualmente siguen siendo menos propensivas que los hombres a tener una cuenta bancaria, una tarjeta de credito o acceso a la banca tradicional. Según el informe de 2019 de la Encuesta Nacional de Inclusión Financiera (ENIF), el 79% de los hombres adultos en Colombia tienen al menos una cuenta bancaria, mientras que solo el 69% de las mujeres cuentan con una.

(El 51% de las mujeres que trabajan en empresas tienen menos de 23 años).

Lo anterior responde a factores como: barreras culturales y sociales, pérdida de educación financiera, pérdida de propiedad de actividades y generosidad discriminación en el mercado laboral y en el acceso al crédito. Sin embargo, y de acuerdo con investigaciones de RapiCredit, esta situación también obedece a que el nivel de confianza por parte de las mujeres con los bancos es baja, por lo mismo y tienen menos probabilidad de que los hombres de utilizar tarjetas de crédito, préstamos y otros servicios financieros.

Actualmente hay organizaciones financieras que están trabajando para reducir esta brecha. Según cifras de la compañía, el 44% de los creditos son solicitados por mujeres entre los 26 y los 35 años y también son ellas quienes cuentan con un mejor comportamiento a la hora de ponerse al día con sus obligaciones financieras.

(Violencia económica, la otra problemática de las mujeres).

“RapiCredit nació justamente por estas causas. Identificamos necesidades no resueltas en familias de estratos 1, 2 y 3, principalmente en hogares liderados por mujeres madres solteras y cabezas de familia, que vieron en el crédito una oportunidad de inversión, crecimiento y alivio. Allí queríamos llegar y lo logramos. Hoy vemos que son las mujeres las que tienen mejor comportamiento de pago”, dijo Daniel Materón, director general de RapiCredit.

Respecto al destino del crédito, según cifras de la compañía, las mujeres destinan sus créditos en primer lugar a imprevistos de sus hijos, como ropa y útiles escolares (15%). En segundo lugar, estos recursos van para el pago de servicios públicos (12%). In el tercer escalalón está el pago de otros préstamos (10%), y por último, para temas de salud, mercado o negocios propios (8%).