miércoles, mayo 22

¿Cómo estuvo la emotiva fiesta con un incesante desfile de grandes invitados?

«Muchas gracias por venir a mi cumpleaños», dijo el grande al final de la noche. Rubén Radaclaramente feliz y agradecido por la convocatoria que llenó el Luna Park a celebrar sus 80 añosque completó en julio de 2023.

También pasó la noche del viernes agradeciendo a la invitados importantes que engalanaron la fiesta, tantos que subieron a cantar o tocar en el escenario. En vivo estuvieron León Gieco, Juanse, Los Auténticos Decadentes, David Lebón, Nahuel Pennisi, Adriana Varela, Julia Zenko y sus antiguos compañeros Ricardo Lew y Ricardo Nolé.

Rubén Rada en el Luna Park celebrando su 80 cumpleaños. A coro, sus hijas Lucila y Julieta. Foto de prensa cortesía de Karina Dos Santos.

Además, desde las pantallas hubo saludos de Fito Páez, Daniela Mercury, Carlos Vives, Hugo Fattoruso y su compatriota Natalia Oreiro, todos compartiendo anécdotas y elogios.

Un reconocimiento bien merecido

La carrera de Rada ha todos los elementos de la vida de un pionerocon éxitos y fracasos, momentos de auge masivo y etapas de indiferencia inexplicable e injusta.

Fue innovador por su voz única y sus canciones con letras sencillas y frescas, con una musicalidad llena de originalidad, basada en el ritmo uruguayo de sus queridos tambores y las complejas enseñanzas del jazz y el jazz-rock de los años 70.

Una sección de percusionistas imprescindibles en un espectáculo de Rubén Rada: Lobo Nuñez, Noé Nuñez y Sergio Martínez. Foto de prensa cortesía de Karina Dos Santos.

Debido a tal trayectoria, La propuesta del recital de la noche del viernes fue recorrer todas las etapas de su historiay lo hizo cronológicamente, junto a una excelente banda donde estaban sus hijos Lucila, Matías y Julieta, además de Gustavo Montemurro en teclados, José Ignacio Mateu en bajo, Nelson Cedrez en batería y Lobo Nuñez con su hijo Noé y Sergio Martínez en percusión.

A las 21.20 comenzó un video con fotos y recortes de todas las épocas, mientras la banda se acercaba y marcaba un ritmo que invitaba a aplaudir mientras entraba el conductor de la noche, con elegante saco naranja, camisa blanca y corbata multicolor. Saludó y empezó con Las manzanas, una bonita canción de sus inicios como solista en los años 60. Luego simplemente dijo: «¡Gracias, muy amable!» y estalló una gran ovación.

Rubén Rada saluda a Julia Zenko luego de cantar juntos una canción en el Luna Park celebrando su cumpleaños número 80. Foto de prensa cortesía de Karina Dos Santos.

«Les cuento que es mi primer Luna Park», dijo, «y ustedes son los primeros que ven a este negrito en el Luna. Este país me lo dio todo y se los agradezco». Él inmediatamente lo hizo Don Pascualde tu grupo El Kintoy presentó al primer invitado de la noche: Julia Zenkocon quien hizo una gran versión de mejor me voyde Eduardo Mateo, con un buen solo de Montemurro.

La siguiente escala fue el grupo. Tótem, de principios de los 70, con más influencias de Santana y rock progresivo, siempre con ritmo de murga. El canto Biafra y heloísadonde brilló Matías Rada. Cerraron esta sección con la casi enteramente instrumental montevideouna joya de su repertorio, donde pidió aplausos para los percusionistas.

Matías, el hijo de Rubén Rada, uno de los grandes guitarristas de la escena del rock. Foto de prensa cortesía de Karina Dos Santos.

Dedicatorias y anécdotas

Más allá de algunos momentos en los que se pone de pie, camina un poco e improvisa algunos pasos de baile, Rubén Rada logra mantener toda la atención y mostrar su carisma desbordante desde su batería, sentado en medio del escenario. es uno de los mejores líder del mundo y no requiere mayores esfuerzos.

Rubén Rada y Adriana Varela en el Luna Park. Foto de prensa cortesía de Karina Dos Santos.

Después de algunos videos emotivos de Fito Páez, Hugo Fattoruso y Daniela Mercurio, quien lo elogió hasta el punto de calificarlo de «un genio», vino ¿Quién va a cantar? El mundo entero (cantado por Lucila) y otro invitado: Adriana Varela. Lo calificó como «el mejor cantante latinoamericano» y juntos hicieron una versión «deconstruida» de patito sentimentalPor Carlos di Sarli.

Sin tregua, subió Nahuel Pennisi, a quien Rada llamaba en broma «Manuel». solos lo hicieron en la rama y luego una excelente versión del hit Universos paralelos, lo que provocó un grito de la afición: «¡Olé, olé olé, Ne-gro, negro!».

Rubén Rada junto a Javier Malosetti, otro de los grandes invitados de la noche. Foto de prensa cortesía de Karina Dos Santos.

Después Si no te pido nadacon pasitos de baile junto a Lobo Núñez, presentó a «un gran amigo con quien hicimos uno de los discos más lindos que he hecho» y subió Javier Malosetti. improvisaron un poco largarse con un solo de bajo y engancharon con una formidable interpretación de Dedosdonde Matías se lució con un solo con cuadro de conversación al mejor estilo Peter Frampton.

Ya había pasado más de hora y media cuando llegó otro video y Rada aprovechó para salir del escenario y tal vez descansar un poco. Mostraron un show en un programa de televisión donde ella cantó Matías junto con su famosa banda con Ricardo LewOsvaldo Fattoruso, Beto Satragni y Ricardo Nolecon el hijo pequeño entre el público.

Rubén Rada con el guitarrista Ricardo Lew y el tecladista Ricardo Nolé, dos antiguos compañeros de banda. Foto de prensa cortesía de Karina Dos Santos.

El Negro regresó y apareció con los propios Lew y Nolé para tocar ese mismo tema donde por supuesto sobresalió Matías. Antes de salir del escenario lo hicieron Candombe para Gardel, con pareja de bailarines y solos de percusión. El público estaba en llamas y respondió cantando el Feliz cumpleaños.

Rubén Rada celebró su cumpleaños número 80 con muchos invitados especiales. Foto de prensa cortesía de Karina Dos Santos.

La recta final

Otro breve descanso para el cumpleañero llegó cuando Julieta cantó su canción Visionarios. Rada regresó con un cambio de chaqueta y comenzó la recta final con más invitados de lujo: Juanse (Spinetta es lo más grande que existe.), David Lebón (Malísimo) y Leon Gieco (roca callejera y La cultura es la sonrisa.que grabaron juntos en el álbum pensar en nada). Entusiasmados con la letra de la canción, el público cantó «¡La Patria no está en venta!»

El tono político volvió cuando apareció Andrés Calamaro en la pantalla de vídeo: la mayoría de los espectadores lo abuchearonmientras otros aplaudieron cuando terminó de hablar.

El cierre, ya pasada la medianoche, fue con Blumana junto a Los auténticos decadentes y golpea como chica chachachá y muriendo de pena.

Juanse en el show de Rubén Rada en el Luna Park. Foto de prensa cortesía de Karina Dos Santos.
David Lebón y Rubén Rada. Foto de prensa cortesía de Karina Dos Santos.
Los Auténticos Decadentes con Rubén Rada. Foto de prensa cortesía de Karina Dos Santos.