miércoles, junio 19

¿Cómo evitar que el dinero se nos vaya de las manos rápidamente?

En un mundo donde el consumo impulsivo está a la vuelta de la esquina, mantener el control sobre nuestras finanzas personales se ha convertido en un auténtico reto. Por supuesto, también es esencial en países con alta inflación, donde los precios aumentan día tras día,

En un siglo XXI marcado por el gasto excesivo, la gestión adecuada del dinero es una habilidad vital. Sin embargo, ante este panorama incierto, salir victorioso en la batalla por mantener a flote las arcas financieras es una tarea que se puede llevar a cabo.

De hecho, con la implementación de estrategias sólidas y la adopción de hábitos financieros saludableses factible hacer frente a la vorágine consumista y evitar que el dinero desaparezca de nuestras manos tan rápido como llega.

Una serie de sencillos consejos te permitirán controlar el flujo de dinero y, si las circunstancias lo permiten, destinar parte de los fondos al ahorro y la inversión.

¿Cómo evitar que el dinero se nos vaya de las manos rápidamente?

Hay que planificar y controlar el gasto familiar tanto como las actividades. Salud financiera. Salud en el hogar./ Foto: Shutterstock.

El primer paso para evitar que el dinero desaparezca rápidamente es Establece un presupuesto realista. Al conocer los ingresos y gastos mensuales, una persona puede Asigne los fondos sabiamente y evite gastar demasiado.

Él Banco alemán Raisin (Raisin Bank AG con sede en Frankfurt am Main, Alemania), ofrece al usuario muy buenos consejos en su página sobre qué es imprescindible y qué no está en nuestro presupuesto y cómo alejarnos de compras compulsivas.

En su comunicación dirigida al público europeo, el banco detalla los peligros de una mala administración del hogar y responde a la pregunta de “Cómo evitar desperdiciar dinero” con claridad y practicidad que es muy fácil de aprender e intentar seguir.

Las compras impulsivas, tanto online como en centros comerciales por sus ofertas, son un pésimo hábito para la salud financiera de las personas./ Foto: Juano Tesone. Clarín.

Lo sabemos La planificación a largo plazo también es fundamental, porque permite establecer objetivos financieros. y trabajar, paulatinamente, para alcanzarlos.

En este punto es esencial distinguir entre necesidades y deseos. Un buen gestor financiero debe priorizar para asegurarse de cubrir sus necesidades básicas antes de considerar otro tipo de gastos. Esta es una forma de proteger el dinero y evitar que se consuma en unos días.

¿Qué son las compras impulsivas y cómo evitarlas?

Las compras compulsivas también se dan por la inestabilidad inflacionaria./ Foto: Orlando Pelichotti / Los Andes.

Las compras impulsivas son uno de los principales culpables a la hora de perder el control sobre tus finanzas. Y con sólo leer los consejos del banco alemán se comprende que nuestros problemas económicos no son simplemente la inflación y estar en América Latina. Hay un orden a seguir para evitar pérdidas excesivas de dinero.

Antes de realizar una compra, los especialistas recomiendan tomarse un momento para reflexionar y plantearse algunas preguntas:

  • ¿Es realmente necesario este artículo?
  • ¿O la compra está influenciada por una emoción momentánea?

En otras palabras, debes practicar la prudencia y evitar caer en trampas emocionales que puedan dañar tu estabilidad financiera.

Ahorrar, como siempre, es la mejor forma de garantizar los fondos disponibles a largo plazo. Para ello, es recomendable establecer un fondo de emergencia para imprevistos y trabajar para incrementarlo paulatinamente. Asimismo, cualquier deuda debe gestionarse conscientemente para evitar la acumulación de intereses.

En contextos de alta inflación, como en Argentina, las tasas suelen ser muy altas y el llamado “pago mínimo” en las tarjetas de crédito puede convertirse en una verdadera “bola de nieve” de deuda.

Pagar los gastos mínimos de la tarjeta de crédito es una forma de aumentar la deuda. Es una actitud criticada en países con inflación y en países desarrollados.

Por supuesto, una de las herramientas más poderosas para evitar que el dinero desaparezca es la educación financiera. Aprender sobre inversiones, ahorro inteligente y estrategias para aumentar los ingresos es parte de la estrategia. Cuanto más informada esté una persona, mejor equipada estará para tomar decisiones financieras acertadas y evitar errores.

La automatización puede ser otra forma de evitar gastos innecesarios. Configurar pagos automáticos de servicios y utilizar apps o herramientas online para realizar un seguimiento de los gastos y realizar un presupuesto son solo algunas de las alternativas en este sentido.