miércoles, febrero 28

Corte Suprema prohíbe armas en capital brasileña antes de asunción de Lula

La Corte Suprema de Brasil prohibió el miércoles a los propietarios registrados de armas portar armas de fuego en el Distrito Federal hasta la toma de posesión del presidente electo Luiz Inacio Lula da Silva, en respuesta a los recientes episodios de violencia política.

El juez Alexandre de Moraes suspendió las licencias que permiten a los cazadores, francotiradores y coleccionistas portar rifles, armas de fuego y municiones en la región donde se ubica la capital, Brasilia.

La medida estará vigente desde la noche del miércoles hasta el 2 de enero, un día después de la toma de posesión de Lula, según la decisión de Moraes, que fue revisada por Reuters.

La medida se produce cuando las tensiones siguen siendo altas en el país sudamericano luego de las elecciones más tensas en una generación, en las que el izquierdista Lula venció por poco al titular de extrema derecha Jair Bolsonaro.

Los partidarios de Bolsonaro acampan frente a los cuarteles del ejército, instando a los militares a dar un golpe de estado. El campamento de Brasilia, fuera del cuartel general del ejército, se ha convertido en uno de los más extremos.

El 12 de diciembre, día en que se certificó la victoria de Lula, algunos habitantes del campamento atacaron la sede de la policía federal en Brasilia. El sábado, un hombre fue arrestado por intentar detonar una bomba en protesta por los resultados de las elecciones y dijo que el llamado a las armas de Bolsonaro lo inspiró a construir un arsenal.

El número de propietarios de armas registrados en Brasil se ha sextuplicado a alrededor de 700.000 desde que Bolsonaro comenzó a flexibilizar las leyes de armas en 2019.

Moraes dijo en su fallo que cualquier persona sorprendida violando la prohibición debe ser arrestada. La prohibición no afecta a los miembros de las fuerzas de seguridad y empleados de empresas de seguridad privada.

El nuevo ministro de Justicia, Flavio Dino, aplaudió la decisión y dijo que la medida brindaría mayor seguridad en la toma de posesión. Dijo que el equipo de Lula le pidió a la Corte Suprema que suspendiera las licencias de armas.