lunes, abril 15

El exfiscal general de Arizona no publicó el informe que refutaba las acusaciones de fraude electoral

El exfiscal general de Arizona, Mark Brnovich, no dio a conocer los hallazgos de su oficina que mostraban que una serie de acusaciones de fraude electoral en 2020 no estaban respaldadas por pruebas, según muestran los documentos publicados el miércoles por su sucesor.

El fiscal general de Arizona, Kris Mayes, un demócrata que asumió el cargo el mes pasado, publicó los documentos relacionados con la investigación sobre el manejo de la elección en el estado.

Los agentes de la oficina de Brnovich, un republicano, pasaron más de 10.000 horas investigando posibles irregularidades en la votación y denuncias de votación ilegal, dijo la oficina de Mayes en un comunicado de prensa. Pero uno Resumen de septiembre preparado por la Sección de Investigaciones Especiales de la Procuraduría General mostró que no había encontrado evidencia para respaldar los reclamos.

“En cada instancia y en cada asunto, las partes antes mencionadas no han aportado ninguna prueba para respaldar sus reclamos”, se lee en el resumen inédito. «La información proporcionada fue especulativa en muchos casos y, después de la investigación de nuestros agentes y personal de apoyo, se descubrió que era inexacta».

Según el resumen, los agentes revisaron más de 638 denuncias, lo que dio lugar a 430 investigaciones sobre información proporcionada a los agentes que era «en muchos casos especulativa» y que, tras la investigación, se descubrió que era «inexacta». Solo 22 casos finalmente se presentaron para enjuiciamiento y, en el momento del informe, se habían obtenido dos acusaciones después de la recolección de votos.

Los funcionarios electos que habían hecho declaraciones públicas alegando que se había producido fraude electoral “no repitieron ni hicieron tales afirmaciones cuando fueron interrogados por nuestros funcionarios”, se lee en el resumen.

Mientras se postulaba para lo que resultó ser una candidatura fallida para la nominación republicana al Senado, Brnovich en abril del año pasado publicó un informe provisional a la entonces presidenta del Senado, Karen Fann, planteando preocupaciones sobre ciertos procedimientos de votación.

Si bien ese informe no encontró fraude masivo o conspiración en las elecciones de 2020, destacó las preocupaciones de su oficina sobre «vulnerabilidades graves» que involucran ciertos procedimientos durante la campaña, incluido el proceso de verificación de credenciales, firmas y transporte de boletas desde buzones.

El informe provisional omitió ediciones de oficiales que dijeron que no encontraron evidencia de criminalidad o fraude, según un proyecto de informe provisional publicado por la oficina de Mayes con ediciones y sugerencias hechas por funcionarios de la AAGO.

Brnovich, quien dejó el cargo el mes pasado, no ha publicado el resumen de investigación de los hallazgos de su oficina que se escribió en septiembre.

el poste de washington fueron los primeros en reportar la serie de documentos publicado por la oficina de Mayes.

Brnovich no respondió a una publicación en Twitter en busca de comentarios. No respondió a las preguntas de The Washington Post, según el diario.

Mayes a pris ses fonctions le mois dernier après avoir battu le républicain Abraham Hamadeh, qui a remis en question la victoire du président Joe Biden et a été approuvé par l’ancien président Donald Trump, lors de la course au procureur général de l’Arizona el año pasado.

“Los resultados de esta investigación exhaustiva y exhaustiva muestran lo que hemos sospechado durante más de dos años: las elecciones de 2020 en Arizona fueron realizadas de manera justa y precisa por los funcionarios electorales”, dijo Mayes en un comunicado. «Las más de diez mil horas dedicadas a investigar diligentemente todas las teorías de conspiración bajo el sol han desviado a esta oficina de su misión principal de proteger a la gente de Arizona del crimen y el fraude reales».