miércoles, febrero 28

El juicio a los 51 capturados en la Operación «Fisher» será en 2025

El juez Manuel Lezcano García ordenó la apertura de juicio a 51 personas, acusadas de asociación ilícita agravada y lavado de activos, detenidas en la Operación “Fisher” y fijó la audiencia para el 26 de mayo de 2025.

Se admitieron a la defensa 600 pruebas documentales, 100 pruebas testimoniales, 6 pruebas periciales y 5 pruebas materiales. La Fiscalía admitió 240 pruebas documentales, 80 pruebas testimoniales, 13 pruebas periciales y 5 pruebas materiales.

Por este caso, 28 personas se encuentran bajo prisión provisional, 13 bajo medida de denuncia periódica y 10 bajo arresto domiciliario.

El 6 de febrero de 2020, a las 14:00 horas, se inició la Operación “Fisher” y el principal objetivo era Jorge Luis General, colonense, de 37 años y apodado alias “El Cucho”, “El Socio” y “Makilo”.

General es acusado de ser el mando del Cártel del Golfo en Panamá.

La Unidad Sensible de la DIJ y la Dirección Nacional de Inteligencia del Senan sabían que trasladaban droga por Cuango, Palenque, Viento Frío, Nombre de Dios, Santa Isabel y otros puntos de la Costa Arriba de Colón.

La organización estaba integrada por pescadores o propietarios de embarcaciones en la parte operativa, por lo que el operativo se denominó “Fisher”. El propio «Cucho» tenía una empresa que obtuvo un permiso de la ARAP para la pesca del calamar.

En un solo procedimiento permitió la incautación de casi $10 millones en una caleta de La Providencia, que se cree era un fondo del Clan del Golfo, entonces a cargo de Otoniel. En otras diligencias diversas se incautaron 849.910,21 dólares y 1.599 kilos de cocaína.

La organización estaba integrada casi en su mayoría por gente de Colón, pero curiosamente casi todos los líderes residían en La Chorrera y Arraiján. Además, las escuchas telefónicas permitieron acumular 659 conversaciones.

Agentes de inteligencia determinaron que el 23 de abril de 2021 hubo una cumbre en un PH Playa Blanca y que miembros de la organización se hospedaron en el proyecto Buenaventura.

A esa reunión asistió el General, un colombiano de apellido Gómez, conocido con los alias de «Copudo», «Amircito» (hermano de «El Cucho»), alias «Ñifo» y un ex nacionalista panameño apodado «El Gordo».

El grupo de Jorge Luis General cobraba una especie de “peaje” por la droga que el narcotraficante colombiano “Otoniel” enviaba a la Costa Arriba de Colón.

Otro aspecto que resaltan las investigaciones es que el grupo estableció vínculos con miembros de la Fuerza Pública, con el fin de obtener uniformes para realizar operativos narco, además de utilizar vehículos de trabajo, para brindar seguridad en estos actos delictivos y realizar allanamientos clandestinos. . .

Asimismo, obtuvieron uniformes y salvoconductos de entidades de salud para la movilización de nicaragüenses y hondureños pertenecientes a la organización.

Uno de los informes destaca que «la gran mayoría de las Juntas Comunales y Municipales (de las costas donde operaba la organización) mantenían vínculos ilícitos con sujetos vinculados al narcotráfico en materia de coordinación, custodia y transporte de drogas ilícitas a los puertos de la zona». ciudad de Colón».

generar archivo de audio:

Bloquear anuncios de Google: