miércoles, abril 17

El legendario poeta chileno Pablo Neruda fue envenenado, dicen expertos forenses

SANTIAGO, Chile — Expertos forenses determinaron que el poeta chileno Pablo Neruda murió por envenenamiento hace casi 50 años, dijo el lunes un familiar del premio Nobel.

La revelación de Rodolfo Reyes, sobrino de Neruda, es la última vuelta de tuerca de uno de los grandes debates del Chile posgolpe. La posición oficial de larga data es que Neruda murió de cáncer de próstata, pero el conductor del poeta ha sostenido durante décadas que fue envenenado.

No ha habido confirmación de los comentarios de Reyes por parte de expertos forenses en Canadá, Dinamarca y Chile, quienes deben publicar un informe sobre la causa de la muerte de Neruda el miércoles.

La publicación de los hallazgos del grupo se retrasó dos veces este año, primero debido a problemas de conectividad a Internet de uno de los expertos, y luego porque un juez dijo que el grupo aún no había llegado a un consenso.

Hace varios años, expertos forenses internacionales descartaron que la causa oficial de la muerte fuera caquexia, o debilidad y emaciación del cuerpo debido a una enfermedad crónica, en este caso, cáncer. Pero en ese momento dijeron que no habían determinado qué mató a Neruda.

En entrevista con The Associated Press, Reyes dijo que las pruebas forenses realizadas en laboratorios daneses y canadienses indicaron la presencia de «una gran cantidad de Cloristridium botulinum, que es incompatible con la vida humana». La potente toxina puede causar parálisis del sistema nervioso y la muerte.

Reyes reveló por primera vez la información a la agencia de noticias española EFE el lunes.

Como abogado en el caso judicial por la muerte de su tío, Reyes dijo que tuvo acceso al informe forense, que se realizó después de que el mismo panel de expertos dijera en 2017 que había indicios de una toxina en los huesos y un molar del fallecido poeta. . .

Las pruebas de laboratorio concluyeron que la toxina había sido administrada en vida del poeta, dijo Reyes.

El informe se publicará casi 50 años después de la muerte del poeta y militante del Partido Comunista y 12 años después de que se iniciara una investigación judicial sobre si fue envenenado, según afirmó su chofer Manuel Araya.

Araya le dijo a AP a principios de este mes que confiaba en que los hallazgos forenses respaldarían su afirmación de que el poeta murió después de recibir «una inyección en el estómago» en la clínica donde estaba hospitalizado. Araya dijo que escuchó por primera vez esta versión de los hechos de una enfermera.

Neruda, que tenía 69 años y sufría de cáncer de próstata, murió en el caos que siguió al golpe de estado del 11 de septiembre de 1973 en Chile que derrocó al presidente Salvador Allende y llevó al poder al general Augusto Pinochet.

El cuerpo de Neruda fue exhumado en 2013 para determinar la causa de su muerte, pero esas pruebas no mostraron agentes tóxicos ni venenos en sus huesos. Su familia y el conductor exigieron una mayor investigación.

En 2015, el gobierno chileno dijo que era «muy probable que un tercero» fuera el responsable de la muerte de Neruda. Neruda fue enterrado de nuevo en su casa favorita con vista a la costa del Pacífico el año pasado.

En 2017, un equipo de científicos internacionales determinó que Neruda no murió de cáncer o desnutrición, descartando la causa oficial de la muerte pero sin decir de qué murió.

“Los hallazgos fundamentales son la nulidad del certificado de defunción con respecto a la caquexia como causa de muerte”, dijo en ese momento Aurelio Luna, uno de los expertos del panel. “Todavía no podemos descartar ni afirmar la causa natural o violenta de la muerte de Pablo Neruda”.

Neruda, mejor conocido por sus poemas de amor, era amigo de Allende, quien prefirió suicidarse antes que rendirse a las tropas durante el golpe encabezado por Pinochet.

Neruda quedó traumatizado por el golpe militar y la persecución y asesinato de sus amigos. Planeaba ir al exilio, donde habría sido una voz influyente contra la dictadura.

Pero un día antes de su partida programada, fue trasladado en ambulancia a una clínica en Santiago, la capital de Chile, donde había sido tratado por cáncer y otras dolencias. Neruda murió oficialmente allí el 23 de septiembre de 1973 por causas naturales.

Pero las sospechas de que la dictadura había contribuido a las muertes permanecieron mucho tiempo después de que Chile regresara a la democracia en 1990.

El exembajador de México en Chile en el momento del sangriento golpe militar, Gonzalo Martínez Corbalá, dijo a AP en dos ocasiones que vio a Neruda el día antes de morir y que su peso corporal rondaba los 100 kilos (220 libras). Martínez habló con AP por teléfono en 2017, días antes de su muerte.

Araya le dijo a AP el mes pasado que todavía creía que si Neruda «no se hubiera quedado solo en la clínica, no lo habrían matado».

Recordó que por instrucciones de Neruda, el domingo 23 de septiembre, él y la esposa del poeta, Matilde Urrutia, se encontraban en la mansión para recoger las maletas que serían llevadas a México al día siguiente. A media tarde, Neruda les pidió que regresaran rápido. Murió esa misma noche.

Durante su vida, Neruda acumuló decenas de premios, incluido el Nobel de Literatura en 1971, pero en los últimos años han surgido críticas de grupos feministas por una violación que cometió en la década de 1930 y que relata en su libro «Confieso que yo vivido». .” También es criticado por abandonar a su única hija, Malva Marina, porque nació con hidrocefalia.