martes, junio 25

El volcán Merapi de Indonesia arroja nubes calientes en una nueva erupción

El monte Merapi de Indonesia entró en erupción con avalanchas de gas caliente y nubes de lava el sábado, lo que obligó a las autoridades a suspender el turismo y las actividades mineras en las laderas del volcán más activo del país.

Merapi, en la densamente poblada isla de Java, desató nubes de ceniza caliente y una mezcla de roca, lava y gas que viajaron hasta 7 km por sus laderas. Una columna de nubes calientes se elevó 100 metros en el aire, dijo el portavoz de la Agencia Nacional de Gestión de Desastres, Abdul Muhari.

La erupción durante todo el día oscureció el sol y cubrió varias aldeas con una lluvia de cenizas. No se reportaron víctimas.

Fue el flujo de lava más grande de Merapi desde que las autoridades elevaron el nivel de alerta al segundo nivel más alto en noviembre de 2020, dijo Hanik Humaida, director del Centro de Vulcanología y Mitigación de Riesgos Geológicos de Yogyakarta.

Dijo que se aconsejó a los residentes que viven en las laderas de Merapi que se mantengan a 7 km de la boca del cráter y que sean conscientes del peligro que representa la lava.

Las actividades turísticas y mineras se han interrumpido.

La montaña de 9,737 pies está a unas 18 millas de Yogyakarta, un antiguo centro de la cultura javanesa y sede de dinastías reales que datan de siglos atrás. Alrededor de un cuarto de millón de personas viven dentro de las 6 millas del volcán.

Merapi es el más activo de más de 120 volcanes activos en Indonesia y recientemente ha entrado en erupción varias veces con nubes de lava y gas. Su última gran erupción en 2010 mató a 347 personas y desplazó a 20.000 aldeanos.

Indonesia, un archipiélago de 270 millones de personas, es propenso a los terremotos y la actividad volcánica ya que se encuentra a lo largo del ‘Anillo de Fuego’, una serie de fallas sísmicas parecidas al hierro que recorren el Océano Pacífico.

Una erupción en diciembre de 2021 del Monte Semeru, el volcán más alto de la isla de Java, dejó 48 muertos y 36 desaparecidos.