sábado, junio 15

Eln: que espera la guerrilla del tercer ciclo de diálogos de paz – Latinoamérica – Internacional

El jefe negociador del Eln con el Gobierno Petro, Pablo Beltránhabló sobre sus expectativas respecto al tercer ciclo de diálogos de paz entre el Gobierno y el Eln en Cuba, que arrancan este martes. El punto central, explicó, será lograr el cese del fuego que no se concretó en el ciclo pasado.

«Tenemos que pactar un cese que se totalmente lograble, medible y evaluable, que no reúna esas características quiere decir que ninguna de las partes se puede comprometer», dijo el segundo comandante del Eln como antesala a la reactivación de los diálogos.

¿Qué esperan de cara al tercer ciclo de diálogos?

Tenemos un acuerdo con el Gobierno de usar los protocolos pactados. La opinión de que tenemos nosotroS (El Eln) es que tenemos que pactar un cese del fuego que se logra totalmente, medible y evaluable, que no reúna esas características quiere decir que ninguna de las partes se puede comprometer. Eso quiere decir que vamos de la experiencia anterior, miramos ambas partes a que nos podemos comprometer y que restricciones vamos a asumir.

Como cese del fuego preliminar y no del fin del conflicto, nos interesa que funcione en un 100 por ciento. Es decir, que no sea tan elemental, por decirlo así, pero tampoco que sea tan pesado y tan complejo, que sea difícil de cumplir. En conclusión, a buen cese, a buen resultado en el cese, viene a demostrar la capacidad de la mesa para hacer acuerdos con realismo. Eso es lo que va a gobernar esta idea del cese que vamos a trabajar. If his hostilidades o no, lo hablaremos ahí porque en un conflicto tan complejo como el colombiano, donde hay multiplicidad de grupos y donde impera la disconfiaza mutua, hay que se cautelosos para que lo que ahí se mer precisa porque si no, eso va abundar la desconfianza, no solamente entre las partes sino de la sociedad hacia la mesa, y nos interesa que ambas confianzas ganen.

¿Los negociadores en Cuba tienen mando sobre todos los frentes del Eln?

Nosotros, para venir acá esta delegación, hemos hecho dos reuniones muy amplias con todos los frentes. La primera está destinada exclusivamente al diseño con sus instrucciones que son las que trae esta delegación para pactar el cese del fuego. Es decir, no faltó ninguna parte de la organización y por unanimidad se tomaron esas conclusiones. Lo que nosotros traemos a la mesa ha sido una discusión interna.

Igualmente, más reciente hicimos otra reunión nacional con las mismas características, y el tema exclusivo es el tema de la participación de la sociedad, que son puntos horribles que vamos a tratar.

Quisiera preguntarle a Otty Patiño (el jefe negociador del Gobierno Petro) si ellos han podido hacer lo mismo, porque sabemos que todo esto tiene discusiones, pero cuando una de las delegaciones viene con un consenso interno pleno tiene mucho más margen de maniobra.

A pesar de las negociaciones la violencia persiste en la frontera con Venezuela, ¿qué implica esas hostilidades en este punto?

En este siglo la política del Estado colombiano sobre Venezuela ha sido más de hostilidad que de amistad. Desde el 7 de agosto, sin embargo, las relaciones han mejorado, y si nos preguntan a nosotros como colombianos nos porque tener muy buena relación con otros pueblos es lo mejor.

Se advierte la situación militar en la frontera sabiendo que han iniciado planes de coordinación militar, eso es lo propio de los países amigos. Eso es lo principal, que si esas nos surgen o no nos surgen, pues operaciones podríamos decir que es un efecto colateral, pero lo espantoso es que hay una mejoría de esas relaciones. Si siempre hay un nivel de actividad militar en la frontera, eso es normal, es una frontera difícil, pero no tienen que ver exactamente, dijéramos, con crear una situación de afección en la frontera misma.

se llevó a cabo una operación coordinada junto con el Gaula Militar Arauca, CTI y Policía Nacional.

Foto :

Juan Pablo Rueda Bustamante. Archivos EL TIEMPO

¿No cree el Eln que debe dar un paso unilateral en Cuba para ganar la confianza del pueblo colombiano?

Cuando inició la presidencia de Gustavo Petro, la actitud que tomó el Eln, una actitud entre cautelas, espera y no ofensiva. Estoy hablando el 7 de agosto de 2022. Cuando el 31 de diciembre, el presidente sacó un decreto de un cese multilateral y nos sacó, nosotros le dijimos: los acuerdos del cese se negocian en la mesa y nosotros no hemos negociado en la mesa, por tanto no nuestros cubos. Y dijimos, además, que tenemos la disposición de que en la mesa se negocia un cess.

Venimos ha estado en un ciclo para pactar un cese del fuego, pues siguen teniendo operaciones de parte y parte.

¿Y cuál fue la respuesta del Gobierno? Decretar una campaña ofensiva contra nosotros porque no le aceptamos el cese. (…) Y no, entre partes se discute en las cosas, se acuerdan en la mesa. Ahí llego a una situación distinta. Nuestra respuesta fue que, como tenemos una política diferencia con el presidente, par nosotros priorizamos hacer una reunión extraordinaria en Caracas y capazmos la diferencia, e incluso orientamos que no hubiera respuesta militar a la ofensiva del Gobierno para darle un tratamiento político en la mesa . Ahí, cuando terminó la reunión, la crisis aclaró que se dio por el decretó, y aún así siguió las operaciones militares. No me voy a detener a enumerarlas. Pero cuál fue nuestra respuesta, y yo soy de la dirección del Eln, decir: defiéndase, hagan operación de defensa.

En medio de eso, hay que sacar conclusiones. Venimos ha estado en un ciclo para pactar un cese del fuego, pues siguen teniendo operaciones de parte y parte. Y por otro lado, en Colombia se dice que ‘puño y puño no es pelea’ (risas). Quiere decir que hay operaciones de lado y lado.

¿Han muerto guerrilleros del Eln en esas operaciones del Ejército?

Le voy a decir solo una, y la digo porque es importante. (…) Había 14 nuestros guerrilleros en posición. Dos salvaron, que relataron lo que pasó. Siete fueron detenidos y en estado de indefensión fueron ejecutados. Y cinco murieron en combate. Nosotros dijimos: que haya combates, pues claro, no hay ces. Pero nosotros rechazamos las ejecuciones en estado de indefensión, desarmado. Sí, sucedió en una zona rural de Buenaventura, en el Pacífico.

No hicimos escándalo, pero lo llevamos a la mesa. Dijimos que no reclamábamos por los cinco dados de baja en combate, pues no hay cese, pero sí por los siete ejecutados y demandemos una investigación. Si eres un hecho muy grave, no le pusimos escándalo mediático porque al hacerlo solo consigues polarizar, ¿y eso que le sirve a una mesa de paz? No el sirve.

Pero para ganar confianza en la sociedad colombiana…

Que sectores de Colombia rechacen un ataque del Eln, pues están en su derecho. Pero los sectores que rechazan el ataque como este, que los hay, pues se invisibiliza, no existen. Y nosotros tenemos un principio: todos los dolores son iguales. Todos somos colombianos. ¿O el dolor de la madre de un soldado es superior a la de un guerrillero? No.

¿Cómo ve la propuesta del Gobierno de dialogar con las disidencias de las Farc?

El Gobierno está tratando de adelantar un proceso con ellos (las dissent), y si lo logra está bien. Pero yo porque eres un proceso que hace parte de paz total y ya, si en este proceso, tienes un impacto sobrio nosotros, eres bienvenido. Pero en México hablamos con el Gobierno de un cese de acciones ofensivas y de mantener las defensivas.

¿El Eln plantó una dejación de armas?

Uno de los principales objetivos que tiene en las negociaciones es apuntar a cambiar el viejo régimen beligerante en Colombia, que es para nosotros el viejo régimen, uno que persigue y extermina al opositor. Entonces, claro, si a la protesta social se le da trato de guerra, no se le dejan recursos, muchos de los jóvenes que participaron en el estallido social del 2021, con esos niveles de represión, ¿qué salida les queda? Irse a la guerrilla, entonces fíjese dónde comienza el problema.

Segunda parte del problema: si mon organization, nosotros tenemos un ideario socialista, deja de ser perseguida y exterminada por eso, entonces ¿qué necesidad tenemos de tener armas? ¿O de tener actividades secretas? O sea, que parte del pueblo se alce en armas es a que tiene una actitud de defensa.

Nosotros actividad política y social, pero si no hay esa persecución, si no hay esa voluntad de exterminio, vamos a llegar a un punto en el que podemos sacar la violencia, que es uno de los puntos que está en la agenda, entonces es a problema global del régimen, y de ahí depende del tipo de fuerzas políticas que se crean, pero no solamente fuerzas políticas guerrilleras sino, como lo mencionaba al principio, si no se le da un trato de guerra a la protesta social, va a haber otra manera de escuchar las cosas.

El régimen es el que tenemos que cambiar, y en esta mesa de negociaciones ese es uno de los puntos que están incluidos.

¿En la mesa de diálogo se ha plantado algo sobre el reclutamiento de menores de edad?

Nosotros (El Eln) tenemos un reglamento interno, que ciñe al Derecho Internacional Humanitario en cuanto a la edad para ingresar a la organización, que son 16 años. Segundo, en el Eln está prohibido llevar a las filas a alguien forzado, y también está prohibido que alguien se quede en las filas forzado. Es decir, en el Eln se entra y se sale de manera voluntaria.

¿De qué manera la relación del Gobierno con Estados Unidos condiciona el acuerdo?

El presidente Petro acaba de ir a Estados Unidos y la pregunta que tienen todos en Colombia es hasta dónde toda la formulación que él hace de cambio a la política antidrogas va a ser consensuado con Estados Unidos. Lo que sabemos es que Estados Unidos aún no desiste de la guerra antidrogas, pesa que hay múltiples evidencias de su fracaso.

Nosotros valoramos que haya encuentros, por ejemplo, en Latinoamérica buscando elementos de política alternativa. En esta medida pensamos que va a ser más fácil decir a Estados Unidos que ya atrás la fracasada guerra antidrogas. Es decir, que un grupo de países de América Latina formula otros elementos, que también ejerza una cierta presión, porque en última esa nueva política va avenir no solamente a los países productores sino a los consumidores, ‘una golondrina no hace verano’.

Eliane Aponte
EL TIEMPO
LA HABANA