lunes, julio 15

Empleado de escuela de Florida se desmayó después de que le quitaron el Nintendo Switch a un adolescente

Una estudiante de secundaria de Florida de 6 pies 6 pulgadas golpeó a un empleado de la escuela, dejándola inconsciente después de que confiscó su Nintendo Switch, según la policía y el video de vigilancia del ataque.

El ataque ocurrió en la Escuela Secundaria Matanzas en Palm Coast el martes, según el Oficina del Sheriff del Condado de Flagler.

Palm Coast está a unas 35 millas al norte de Daytona Beach.

El estudiante de 17 años mide 6 pies 6 pulgadas y pesa 270 libras, dijeron las autoridades.

“El estudiante dijo que estaba molesto porque la víctima le quitó su Nintendo Switch durante la clase”, dijo la declaración de la oficina del alguacil.

El adolescente fue acusado de lesiones corporales graves y entregado al Departamento de Justicia Juvenil, según la oficina.

El video del incidente proporcionado por el alguacil muestra al estudiante, que no está identificado porque es menor de edad, corriendo hacia la trabajadora y empujándola al suelo. Se vuelve flácida y el informe de arresto indica que pareció perder el conocimiento.

El video muestra al adolescente pateando dos veces a la trabajadora mientras estaba en el suelo. Luego la golpea más de una docena de veces en el cuerpo y la cabeza, muestra el video.

El ataque dura unos 25 segundos, según las imágenes. En el video, se ve a varias personas apartando al estudiante del empleado y sujetándolo.

“Las acciones de este estudiante son absolutamente horribles y completamente injustificadas”, dijo el alguacil del condado de Flagler, Rick Staly, en un comunicado.

Un portavoz de las Escuelas Flagler se negó a comentar el viernes, pero el superintendente emitió un comunicado a través del alguacil a principios de esta semana.

«La creación de un entorno de trabajo y aprendizaje seguro en nuestros campus es fundamental», dijo la superintendente Cathy Mittelstadt en el comunicado. «La violencia nunca es una reacción apropiada».

Tras el ataque, según el informe de detención, el adolescente escupió en dirección a la trabajadora lesionada y dijo que cuando regresara “la va a matar”.

Los padres del niño no estuvieron disponibles de inmediato para hacer comentarios el viernes.