sábado, junio 15

¿Está el PP, tan crítico con el Gobierno de Sánchez, dispuesto a «perdonar» a los separatistas?

El debate sobre la amnistía al independentismo catalán que el Congreso rechazó a finales de enero continúa el hierro incandescente que el Gobierno de Pedro Sánchez y el Partido Popular (PP), principal fuerza de oposición en España, se lanzan para desprestigiarse mutuamente.

Al golpe bajo que el partido separatista Junts per Catalunya no aprobó en el Parlament por la ley que los propios independentistas habían reclamado, se sumó un escándalo final que, esta vez, desgasta al PP y debilita su credibilidad.

Ocurrió el fin de semana, en Galicia, cuando durante un almuerzo con la prensaVoces de la dirección nacional del partido confiaron a 16 periodistas españoles, que cubren la campaña para las elecciones regionales gallegas del domingo 18, que el PP había mantenido contactos con Junts.

Por imprudencia o confianza intencionada, estas fuentes del PP habrían detallado a los medios españoles que el líder del partido, Alberto Núñez Feijóo, analizado durante 24 horas si era legalmente posible o no una amnistía para los independentistas que intentaron declarar la república de Cataluña en 2017.

Alberto Núñez Feijóo fue el orador principal en un acto en Madrid contra la amnistía a los independentistas catalanes. Foto: archivo

También habrían dicho que el líder del partido habría considerado la posibilidad de indultar al ex presidente catalán, Carles Puigdemont, aunque con condiciones.

Puigdemont gobernaba desde el Palacio de la Generalitat en Barcelona cuando en octubre de 2017 intentó declarar unilateralmente la independencia en el Parlament, pero el Gobierno nacional aplastó cualquier intento separatista destituyendo el gabinete regional e interviniendo en la comunidad autónoma.

Puigdemont huyó a Bélgicapara evitar el calabozo y, a partir de ahí, armó la plataforma política que hoy es Junts, un partido separatista de derechas, poco conciliador en temas que no son de su propio interés nacionalista y que, con sólo 7 diputados en la legislatura nacional Congreso, se volvió indispensable para la reelección de Pedro Sánchez y para la gobernabilidad de España.

Junts acordó apoyar a Sánchez a cambio de una serie de concesiones. Entre ellas, una ley de amnistía que blindaría cualquier tipo de posible futura acusación contra su líder, Carles Puigdemont.

El PSOE se esforzó en diseñar el proyecto de ley pero, en el último momento, dos investigaciones contra Puigdemont, una por posible terrorismo y otra por presuntos vínculos con el Gobierno ruso, abrieron grietas en el muro protector de la ley de amnistía que pretende Junts. para el expresidente catalán.

Condiciones del PP para indultar a Puigdemont

En el restaurante España de Lugo, los directivos del PP que almorzaron el fin de semana con los medios españoles habrían dado algunos detalles de lo que contemplaba Núñez Feijóo: que el indulto a Puigdemont podría ser posible pero con condiciones. Si lo solicitó, si regresó a España -donde hasta el día de hoy se le considera prófugo de la Justicia-, si fue juzgado y si el catalán se arrepintió y prometió abandonar la vía unilateral de la independencia.

La filtración -o confesión- generó una nueva ola de turbulencias en el panorama político español.

“¿Qué necesidad había de que se supiera esto ahora?” preguntan en el PP.

Carles Puigdemont durante la rueda de prensa en Bruselas, Bélgica. Foto: EFE/archivo

El Gobierno ataca a Núñez Feijóo: “Lo que ellos (el PP) realmente piensan no se parece en nada a lo que vienen diciendo estos últimos meses”, subrayó Félix Bolaños, ministro de Presidencia, Justicia y Relaciones con los Cortes.

“¿Qué les va a decir el señor Feijóo a todos esos ciudadanos que han inoculado tensión y odio, que se han estado manifestando en la sede socialista?” añadió el ministro.

El líder del PP lidera desde hace meses una cruzada contra la amnistía. Su partido organizó, entre septiembre de 2023 y enero de este año, cuatro manifestaciones multitudinarias en Madrid contra la ley que borrará los crímenes cometidos por el independentismo.

Miles de personas acuden a la manifestación convocada por un centenar de organizaciones de la sociedad civil contra la amnistía. Foto: EFE

“No soy Pedro Sánchez. No acepto la amnistía ni la aceptaré. «No acepto indultos ni los aceptaré», dijo finalmente Núñez Feijóo tras 24 horas de silencio para calmar los ánimos.

«El señor Sánchez lleva cinco meses intentando colar una amnistía ilegal a martillazos y nosotros llevamos cinco meses diciéndole a la gente que se una a nosotros en las calles para seguir luchando contra una amnistía ilegal», recalcó el presidente del PP.

Vox contra Núñez Feijóo

Vox, el partido de extrema derecha que gobierna en coalición con el PP en algunas comunidades y ayuntamientos, También fusiló a Núñez Feijóo.

«No nos pillan en una reunión con Junts y desde luego no nos pillan estafando a los españoles, convocando movilizaciones contra los indultos, contra la amnistía», dijo el líder de Vox, Santiago Abascal.

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, defendió a Núñez Feijóo: “Creo que la presidenta ha sido muy clara en todo momento. No podría ni siquiera reclamar una amnistía o un indulto para las personas que han cometido estos graves delitos”, afirmó Díaz Ayuso.

«Me sorprende que Vox y PSOE estén formando un tándem en vísperas de unas elecciones gallegas», especuló otro presidente regional del PP, Juanma Moreno, de Andalucía.

Cinco días antes de que los gallegos elijan a sus autoridades regionales, Las elecciones en Galicia suscitan una preocupación inusitada.

Por primera vez en décadas, el PP ve flaquear a la mayoría absoluta con el que gobernó durante cuatro legislaturas el propio Alberto Núñez Feijóo, antes de dimitir de la Xunta para liderar el partido madrileño, y se presenta el Bloque Nacionalista Gallego (BNG) con buen pronóstico y una candidata, Ana Pontón.

Perder Galicia sería, para Núñez Feijóo, un duro golpe político, emocional y personal. Incluso podría cuestionar su liderazgo dentro del PP.

“Todo se sabrá”

El independentismo catalán observa, por su parte, cómo el gobierno y la oposición se acusan y desgastan mutuamente.

El portavoz de Junts, Josep Rius, señaló: “Ya hemos dicho todo lo que teníamos que decir (sobre las reuniones con el PP). Si tenemos que añadir algo, lo haremos”.

Este martes, la secretaria general de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) -la fuerza separatista moderada que hoy gobierna allí-, Marta Rovira, añadió otro dato: que el PP intentó pactar con su partido una investidura de Núñez Feijóo .

En una carta que envió a los eurodiputados hace unos días, Carles Puigdemont -que es eurodiputado desde 2019 y en noviembre del año pasado perdió su inmunidad parlamentaria- asegura que está sufriendo persecución judicial y sembrando discordia entre los PSOE y PP.

“El lunes 6 de noviembre de 2023 era el día que habíamos elegido inicialmente para hacer público en Bruselas el acuerdo firmado entre mi partido y el PSOE que permitiría la investidura de Pedro Sánchez. Ese mismo día, ni antes ni después, sino precisamente ese 6 de noviembre, el juez de la Audiencia Nacional española García-Castellón decidió investigarme por un delito de terrorismo”, escribe Puigdemont.

“Si mi partido hubiera permitido la investidura del candidato del PP, Alberto Núñez Feijóo, o hubiera impedido la de Pedro Sánchez, todos estos espectáculos se habrían salvado. Y de esto también hablaremos cuando llegue el momento”, promete el expresidente catalán.

“Como en el ‘complot ruso’, todo se sabrá», concluye su carta, irónicamente sobre sus supuestos vínculos con Putin que otro juez de instrucción investiga.