miércoles, febrero 28

Fiscalía de Guatemala dice que las elecciones ganadas por Arévalo de León no son válidas

La diputada electa del Movimiento Semilla, Andrea Zeceña, advirtió en sus redes sociales que el Ministerio Público ‘no tiene ninguna autoridad’

El Ministerio Público (Fiscalía) de Guatemala aseguró este viernes que las elecciones ganadas este año por el presidente electo, Bernardo Arévalo de León, no son válidas por supuestas irregularidades administrativas del Tribunal Supremo Electoral.

La Fiscalía, a quien Arévalo de León acusó el pasado septiembre de dar un «golpe de Estado» en su contra, indicó que las actas electorales utilizadas en los comicios «son nulas de pleno derecho» ya que «no fueron autorizadas» inicialmente. por el Tribunal Supremo Electoral.

La supuesta invalidación de los resultados electorales fue presentada por la fiscal Leonor Morales, en conferencia de prensa, quien dijo que se deben anular las elecciones de presidente, diputados, alcalde y diputados al Parlamento Centroamericano.

Como supuesto motivo para la anulación de los comicios, Morales planteó que existe una irregularidad administrativa ya que las actas electorales utilizadas no son las aprobadas originalmente por el Tribunal Supremo Electoral.

«Los formatos utilizados no fueron los aprobados por el pleno de magistrados», afirmó Morales, quien añadió que las votaciones «son nulas de pleno derecho».

La abogada y representante electa del Movimiento Semilla, Andrea Zeceña, advirtió en sus redes sociales que el Ministerio Público “no tiene autoridad alguna” para declarar nulas las elecciones.

En la misma conferencia de prensa, la Fiscalía también acusó a Arévalo de León de presuntas ilegalidades en la formación de su partido en 2018, además de un presunto caso de lavado de dinero.

Las acusaciones de este viernes son un nuevo intento del Ministerio Público, encabezado por la fiscal general, Consuelo Porras, de revertir los resultados electorales a favor de Arévalo de León, quien sorpresivamente ganó los comicios celebrados este año.

Arévalo de León advirtió el 1 de septiembre que Porras estaba dando un «golpe de Estado» en su contra para impedir que asumiera el cargo el 14 de enero, en sustitución del actual presidente, Alejandro Giammattei.

Desde el 12 de julio, la cúpula del Ministerio Público guatemalteco, sancionada por Estados Unidos bajo acusaciones de corrupción, intenta revertir la victoria electoral de Arévalo de León, pese a que la ley no le permite interferir en los resultados electorales. .