domingo, julio 14

Grupo Sura: contactos lo que pasó en las asambleas de este viernes – Empresas – Economía

Tres asambleas del Grupo Sura convocadas para el mismo día, la cancelación de la primera que habían pedido los Gilinski, e expresidente de Bancolombia Carlos Raúl Yepes y de Jaime Gilinski marca una jornada en movimiento en medio del impulso por el control de los conglomerados del llamado Grupo Empresarial Antioqueño (GEA).

(Lea también: ‘¡Basta ya de esta pesadilla!’: el duro cruce de palabras en la Asamblea de Sura)

En su intervención, durante la segunda asamblea extraordinaria convocada, el expresidente de Bancolombia dijo que para poder estar ahí estoy y hablar, el lunes compró por 38,600 pesos una acción: «Aquí, y vale tanto mi única acción como la del doctor Jaime Gilinsky y todo su grupo”.

Además turnos, Gilinski y Yepes lanzaron pullas, pero también manifestaron elogios y coincidieron en que hay que seguir adelante.

“Una cosa es ser negociante y otra cosa es ser empresario”, dijo Yepes. “Quiero simplese —prosiguió— expresar mi tristeza por esta pesadilla. Sé lo que están sintiendo los directivos, y ese sufrimiento qu’implica estar al frente de estas empresas: doblegados, desprestigiados. Eso que llaman el GEA, que no existe”.

Y sentenció que «nuestras empresas han sido construidas con el sudor de nosotros, los trabajadores».

Por su parte, Gilinski, quien habló en la asamblea ordinaria, registró que, desde que llegaron a Sura hace un año, las acciones sufrirán más de cien por ciento. “Cuando hubo la oferta de Grupo Nutresa Dijo que era una excelente oportunidad, que podía generar 12.000 millones de pesos. Se había podido pagar toda la deuda. Las tasas eran de 5 por ciento. Hoy las tasas están en 15 días».

(Le puede interesar, además: ABC: nuevo round Gilinski y GEA por control de juntas de Sura, Nutresa y Argos)

En la hora de los cumplidos, Yepes le dijo a Gilinski: “Usted es una persona muy inteligente, una persona audaz. Usted sabe que yo lo respeto y usted a mí me ha respetado siempre”.

Gilinski también tuvo un momento amable con Yepes y dijo, “quiero agradecerte, Carlos Raúl, las palabras que tuviste con respecto a mi papá. Ahí es donde uno ve la fibra, el valor y la esencia de una persona, y tú eres un caballero”.

Las intervenciones tuvieron dos importantes coincidencias: “Esta guerra hay que pararla. Todas las guerras son malas, dañinas, largas, costosas”, Dijo Yepes. Y a su turno Gilinski dijo: “Hago un llamado a tratar de evitar los conflictos”.

(Vea: Así es como la Inteligencia Artificial cambiaría el modelo de venta en empresas)

La otra coincidencia se refleja en estas dos frases, la de Yepes cuando dijo que “es la oportunidad de sentarse a senser que está pasando. Cómo podemos sacar adelante estas organizaciones”. Y la de Gilinski al decirles a los 30.000 empleados de las firmas de Sura: “Los llamo a que sigan pa’ lante”.

Luego de que la asamblea extraordinaria convocada por iniciativa de Gilinski se canceló por falta de quórum se reunió una segunda asamblea extraordinaria en la que se aprobó que los representantes de Grupo Sura sí puedan votar en las asambleas extraordinarias de Nutresa de los próximos 3 y 11 de abril. LED 11, solicitado por Nugil, empleador de Gilinski, busca elegir nueva junta directiva.

En la asamblea ordinaria, la tercera que había sido convocada para el mismo día, los accionistas aprobaron los resultados financieros, sin que hubiera salvedades del revisor fiscal.

Igualmente, sucedió un dividendo de 1.280 pesos por acción. Este será pagado en cuatro cuotas, en los meses de abril, julio y octubre de este año, y enero del año entrante.

El conglomerado explicó que este dividendo corresponde a una devolución del 70 por ciento de la ganancia neta, equivalente a 741.000 millones de pesos.

Así mismo, la asamblea aprobó la propuesta del accionista Grupo Argos de renovar el programa de adjudicación de acciones por un total de 300.000 millones de pesos, y delegado en la junta directiva de la empresa las condiciones en que se relicencian las operaciones de recompra.

(Además: Lo bueno y lo malo de arrendar un inmueble para turismo o vivienda)

Mientras las asambleas deliberaron, un numeroso grupo de empleados de Sura y de Nutresa hicieron un corrillo en el que manifestaron su rechazo a las acciones del Grupo Gilinski en lo que llaman una ‘toma hostil’.