miércoles, junio 19

Haitianos de todo el mundo llaman a la acción para poner fin a la violencia de las pandillas

Miles de simpatizantes salieron a las calles en casi 70 países el domingo para pedir a la comunidad internacional que ayude a detener la violencia de pandillas que se ha apoderado de Haití y lo ha sumido aún más en la agitación social y política.

Abigail Calixte, residente de Miami, dijo que los miembros de su familia que vivían en Haití tenían «miedo de salir» debido a la violencia. Calixte, de 18 años, dijo que el país había cambiado drásticamente desde su última visita cuando tenía 10 años, cuando recordó una sensación de «unidad».

“Estoy cansado de ver todo lo que está pasando”, dijo Calixte, que vive en el barrio Little Haiti. «Como, este no es el país que conozco».

Las pandillas han estado presentes durante décadas en Haití, pero luego del asesinato del presidente Jovenel Moïse en julio de 2021, la violencia de las pandillas aumentó a medida que se desmoronaba el gobierno de la nación insular; el país aún tiene que elegir un nuevo presidente. Y los últimos legisladores electos de Haití, 10 senadores, dejaron el cargo en enero después de que expiraran sus mandatos y aún no han sido reemplazados, según el Institución Brookings. El grupo de expertos también dijo en un informe de febrero que los líderes políticos haitianos y la Policía Nacional de Haití tienen vínculos con las pandillas y no pueden controlarlas.

E incluso dos años después de la muerte de Moisés, «el hecho de que no haya un gobierno en el poder significa que simplemente podrían multiplicarse y volverse más fuertes», dijo Gregory Toussaint, pastor de la iglesia Tabernáculo de Gloria en Miami. Y ahora las pandillas controlan alrededor del 80% de la capital, según Oficina de las Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios.

El pastor Gregory Toussaint hablando a una multitud de simpatizantes con un megáfono durante la Marcha de Ayuda a Haití en Miami, Florida.
El pastor Gregory Toussaint hablando a una multitud de simpatizantes con un megáfono durante la Marcha de Ayuda a Haití en Miami, Florida.Cortesía de Tabernáculo de Gloria

Las pandillas haitianas han secuestrado, asaltado y asesinado a lugareños a lo largo de los años, y la ONU informa más de 500 muertes relacionadas con pandillas en Haití en los primeros tres meses del año solamente. Al menos 160.000 haitianos han sido desplazados por pandillas desde 2021. Y alrededor del 60 % de los haitianos viven por debajo del umbral de la pobreza y tienen acceso limitado a los servicios básicos. según Unicef.

Los principales objetivos de las manifestaciones, dijo Toussaint, eran instar al Congreso a aprobar una legislación para ayudar a desmantelar las pandillas haitianas al exponer a los «malos actores» que trabajan con ellos en política y economía, y alentar a la administración Biden a buscar su libertad condicional humanitaria. programa. Las marchas también motivaron a los haitianos a actuar y promover la unidad entre los que viven en Haití y los haitianos de toda la diáspora.


Un manifestante en un mitin de ayuda a Haití en Miami
Un manifestante en un mitin de ayuda a Haití en Miami el 9 de julio.Carl Just/Servicio de noticias Tribune a través de Getty Images

Kaila Dorcin, otra manifestante de Miami, dijo que sus familiares en Haití «casi son secuestrados» e «incluso tienen miedo de salir de su casa porque la violencia de las pandillas es muy extrema». Dorcin dijo que se unió a la marcha porque era histórica y ayudaría a generar un cambio.

«Creo que algo tiene que cambiar», dijo Dorcin, de 20 años. «Estoy realmente harto de tener que ver solo a mi gente pasar por cosas como esta».

El movimiento de socorro de Haití también obtuvo el apoyo de simpatizantes no haitianos. Xamayla Rose, quien participó en la Marcha de Socorro por Haití en Brooklyn, es jamaicana. Dijo que creció en una comunidad con muchos inmigrantes negros en el centro de Brooklyn y fue testigo de la marginación de los haitianos a través de su trabajo en la justicia de inmigración.

«Realmente sentí que en el fondo de mi corazón, si todo lo que pudiera hacer fuera caminar con mis amigos y crear conciencia, especialmente como una persona no haitiana, solo para mostrarles a todos que está bien respaldarlo», Rose, 43 , dicho. «Está bien hablar de todas las cosas que están mal e incluso tener un sentido de responsabilidad y responsabilidad como persona no haitiana para ayudar a resolver y crear conciencia sobre el problema».

Partidarios durante la marcha
Partidarios en la marcha «Socorro para Haití» en Miami, Florida.Cortesía de Tabernáculo de Gloria

Toussaint dijo que Haití necesitaba un plan a largo plazo para ayudar a estabilizar el país, citando como ejemplo el genocidio de Ruanda en la década de 1990, que cobró más de 500.000 vidas. Cuando terminó el genocidio en 1994, Toussaint dijo que para el año 2000 los líderes ruandeses habían desarrollado un Visión de 20 años para la reconstrucción de su país, que ha sufrido una transformación económica. Toussaint dijo que es un plan que Haití también debería seguir.

«Deberíamos tener un plan de 25 años», dijo Toussaint. «¿Cómo queremos que se vea Haití en 2050? Deberíamos estar trabajando en ese plan ahora y lanzarlo en 2025».

Varios líderes y entidades internacionales han pedido más acciones en apoyo a Haití, incluido Volker Turk, del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, quien en febrero calificó la situación en Haití de «pesadilla viviente.”

Toussaint también está presionando para que el Congreso apruebe la Ley de Transparencia de Colusión Criminal en Haití, que requeriría que el Departamento de Estado publique un informe anual sobre los vínculos entre “bandas criminales y élites políticas y económicas en Haití”. el proyecto de ley dice. Gracias a su organización, shekinah.fmToussaint creó un petición para obtener apoyo para el proyecto de ley, que ahora tiene más de 126,000 firmas.

Xamayla Rose caminando con simpatizantes en Brooklyn, NY
Xamayla Rose caminando con simpatizantes en Brooklyn, NY Cortesía de Xamayla Rose

Toussaint también dijo que quiere que la administración de Biden mantenga abierta la programa de libertad condicional humanitaria, que permite al gobierno de EE. UU. otorgar autorización de viaje anticipada a haitianos, así como a otros grupos, incluidos cubanos, nicaragüenses y venezolanos. Más haitianos pudieron solicitar asilo en los Estados Unidos después de que el presidente Biden asumió el cargo, según un documento de planificación interno obtenido por NBC News en julio de 2022.

A pesar de los difíciles desafíos, Toussaint dijo que era «muy optimista» sobre el futuro de Haití, que dijo se reduce a «asumimos la responsabilidad» y «nos unimos». siempre espero”, dijo Toussaint.