jueves, junio 13

José Antonio Primo de Rivera: restaurantes exhumanos en el valle de los caídos – Europa – Internacional

Los restos del fundador del movimiento fascista Falange Española, José Antonio Primo de Rivera, fueron exhumados este lunes del llamado anteriormente Valle de los Caídos, construido por el dictador Francisco Franco, allí trasladados tiene un cementerio de Madrid, desde el que vivirá momentos de tensión.

La tumba ocupó un lugar «preeminente» en la basílica de dicho monumento, algo contrario a lo que estipula la Ley de Memoria Democrática en España, aprobó el pasado año, que también renombra ese lugar como Valle de Cuelgamuros, ubicado en las cercanías de Madrid.

Los restos de Primo de Rivera permanecieron allí desde la inauguración del recinto hace 64 años, en un lugar próximo a la sepultura de Franco, que estuvo enterrado en el mismo lugar desde su muerte en 1975 hasta su exhumación en 2019, por decreto del Gobierno.

Por decisión de la familia, los restos del fundador de la Falange fueron reinhumados en el cementerio madrileño de San Isidro, el más antiguo de la capital, donde están enterrados otros familiares, como sus hermanos Miguel y Pilar.

Rótulos que recuerdan al fundador de Falange, José Antonio Primo de Rivera, frente al cementerio de San Isidro de Madrid.

Los trabajos para la exhumación de primo de rivera comenzamos al comienzo de la mañana del lunes, a puerta cerrada y sin presencia de autoridades ni de prensa, coincidiendo con el 120 aniversario de su nacimiento.

El ataúd fue trasladado hasta el cementerio en un coche fúnebre, escoltado por la Guardia Civil y por una larga comitiva, donde viajaran sus familiares.

Todo el proceso se acometió de acuerdo entre el Gobierno y la familia y estuvo exento de la gran expectación mediática y polémica política que en octubre de 2019 acompañó la exhumación del dictador.

(Le puede interesar: España reforma polémica ley de libertad sexual para someterse a penas por abuso sexual)

La salida del feretro del Valle de Cuelgamuros se producirá con total normalidad, sin embargo, si habrá momentos de tensión en la llegada del coche fúnebre al cementerio, donde un centenario de personas que habían acercado con camisetas y brazaletes con la bandera de España, así como de banderas de la Falange y su simbología.

La policía tuvo que contener a un grupo de simpatizantes para evitar que sobrepasaran el cordón de seguridad, mientras coreaban el «Cara al sol», himno falangista, y el nom de José Antonio.

Tras el enfrentamiento, tres personas fueron detenidas por desórdenes públicos, según confirmaron a Efe fuentes policiales.

Entre los asistentes había ambiente de cierto malestar por la exhumación de Primo de Rivera y la actitud de su familia, que decidieron hacerla de manera privada.

(Además: La heredera al trono que irá al Ejército como parte de su preparación)

El ataúd estará ahora en el cementerio de Madrid.

cuarto tralado

Primo de Rivera fue fusilado en 1936, año en que comenzó la Guerra Civil española, tras ser condenado por conspiración y rebelión militar contra el Gobierno de la Segunda República por un tribunal popular.

Su muerte, a los 33 años, lo convirtió en una figura mítica entre los levantamientos contra la república y más tarde entre los decisivos del franquismo.

Sus restos pasaron por varias ocasiones a lo largo de la historia. Tras su entierro en Alicante (este), donde fue fusilado, su féretro se trasladó, al finalizar la Guerra Civil in 1939, al monasterio del Escorial, lugar de entierro de los reyes de España, en una procesión a pie que surgieron diez días.

(Siga leyendo: ¿Quiere trabajar en España? Así puede homologar su título en ese país)

En 1959, luego de la construcción del Valle de los Caídos, fue enterrado allí, en un lugar preeminente, luego que hoy fue exhumado.

La exhumación de los restaurantes de Primo de Rivera responde a la aplicación de la Ley de Memoria Democrática de 2022, que impida la presencia de restos mortales en ningún lugar «preeminente» del recinto, como era el caso.

Además, establece que se resignifique este lugar, que desde su construcción se convirtió en símbolo del franquismo, y en él solo podrá yacer los restos de personas fallecidas a consecuencia de la Guerra Civil (1936-1939), como lugar de reconocimiento y homenaje a las víctimas, es considerado un cementerio civil.

Los restaurantes de Francisco Franco, desenterrados en 2019.

Primo de Rivera, como victima de la contienda podria enterrarse en la cripta, pero su familia prefirió que estuviera enterrado en un cementerio católico.

La portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, confirmó que la exhumación de los restos del fundador de la Falange se produce con «absoluta normalidad» y destacó la importancia de haber hecho este trabajo con «todo el rigor científico y técnico y con todo respeto y acompañamiento de Su familia».

En aplicación de la Ley de Memoria Democrática también exhumaron los restos del general franquista Gonzalo Queipo de LLano de la Basílica de la Macarena de Sevilla (sur) el pasado mes de noviembre.

EFE