martes, abril 23

Kenia pide ayuda divina para poner fin a la devastadora sequía

«Es hora de que comencemos a incluir el cambio climático en nuestros planes de desarrollo», dijo a The Associated Press Evans Mukolwe, exjefe de las agencias meteorológicas de Kenia y la ONU. «La sequía actual de la que advertimos hace unos años tiene ramificaciones más amplias para las condiciones socioeconómicas de la región, incluidas la paz, la seguridad y la estabilidad política».

Mukolwe agregó que el cambio climático ha contribuido a temporadas de lluvias por debajo del promedio en la región durante unas tres décadas.

El centro climático de la Autoridad Intergubernamental para el Desarrollo dijo que desde 2020 han fracasado cinco temporadas de lluvias que han afectado a más de 50 millones de personas. El centro publicará sus proyecciones para la larga temporada de lluvias, generalmente de marzo a mayo, más tarde en febrero. Las primeras proyecciones de otros grupos meteorológicos no son optimistas.

En todo el mundo, personas de diferentes religiones a menudo han pedido la intervención divina en caso de lluvia u otras condiciones climáticas favorables. El verano pasado, el arzobispo de Milán hizo una peregrinación a tres iglesias con la esperanza de poner fin a la sequía del país y el gobernador de Utah llamó a los ciudadanos a rezar por la lluvia antes de un fin de semana de calor extremo.

Algunos kenianos tienen la intención de atender el llamado del presidente.

Millicent Nyambura, propietaria de un negocio en Nairobi, dijo que apoyaba la idea, «aunque afectará a mis colegas en el negocio de las flores que esperan ver un aumento en las ventas en el Día de San Valentín».