jueves, abril 18

La apuesta de Villarruel y la trampa que prepara el kirchnerismo

La maldición del vínculo entre presidentes y vicepresidentes que ha ensombrecido la gestión de varios gobiernos, amenaza con caer sobre la gestión de Javier Milei, ya que tanto desde la Casa Rosada como en otros ámbitos funcionarios y legisladores señalan que existe una cortocircuito Con Victoria Villarruel.

La historia reciente ha estado plagada de desacuerdos entre presidentes y sus vicepresidentes. Carlos Menem con Eduardo Duhalde primero, y con Carlos Ruckauf después; Fernando de la Rúa con Chacho Álvarez; Néstor Kirchner con Daniel Scioli; Cristina Kirchner con Julio Cobos. Y la más reciente, la de Alberto Fernández con Cristina. En todos los casos, alteró negativamente la administración presidencial. Quizás lo que llama la atención en el enfriamiento del vínculo entre Milei y Villarroel es la velocidad.

Se podría decir que sucedió desde el principio. Algunas versiones hablan de cierta molestia por parte de Milei por los contactos que habría tenido Villarruel con Mauricio Macri luego de las PASO, pero nadie lo confirma. Lo concreto es que el Presidente marginó a la vicepresidenta de su gestión, muchas veces anunciada durante la campaña, de las áreas de Seguridad y Defensapara entregárselos a la fórmula presidencial de Juntos por el Cambio, Patricia Bullrich (Seguridad) y Luis Petri Defensa).

Ni Milei ni Villarroel admiten distancia alguna. “Se dicen muchas tonterías”dijo el propio presidente a Clarín. “Por parte de la vicepresidenta existe un vínculo de lealtad hacia el presidente. Durante dos años nadie les dio ni un vaso de agua en el Congreso y trabajaron codo con codo, cuidándose las espaldas. «De este modo debemos comprender el vínculo más allá de las versiones maliciosas».dicen en el Senado.

Entonces,por qué otros funcionarios y legisladores hablan de distanciamiento ¿E incluso observa que la vicepresidenta no conoce en detalle las iniciativas y negociaciones del Gobierno respecto de la Ley Ómnibus que actualmente se discute en Diputados?

Quizás más que un distanciamiento haya habido algún tipo de sanción por parte de Milei. De hecho, el presidente llegó a pedir en una reunión de gabinete «aplausos para Victoria», cuando logró la creación de una mayoría de 39 senadores, dejando al kirchnerismo sin ese estatus y sin predominio en la integración de las comisiones.

Suposición. Javier Milei y Victoria Villarruel en el acto en el Congreso. Foto: Xinhua/Martín Zabala

El logro de Villaroel podría tener su segundo capitulosi en las próximas semanas logra reunir los 37 votos necesarios para aprobar la ley de Voto Único, y poner fin a la polémica lista general.

Se estimaba que podría discutirse la próxima semana pero un dispositivo del kirchnerismo, que se opone a esa reforma electoral, la retrasó una o dos semanas más. Como ya tenía el proyecto, antes de la llegada del nuevo gobierno, con media sanción en Diputados y su estatus parlamentario vence a finales de febrero, los senadores cristianos pretenden modificarlo para que vuelva a Diputados y, ahora sin tiempo, caer.

Para ello, apoyaron un segundo dictamen al oficialismo, de Mónica Silva, rionegrina, que propone estas modificaciones para que regrese a Diputados y se diluya. Así, el panorama quedó en un virtual empate: 36 senadores que apoyan al oficialismo y 36 que exigen modificaciones a las que apuestan los K.

Desde la comitiva de Villarruel aseguran que hay un excelente diálogo con todos los legisladores que conformaron la mayoría de 39 y están trabajando para obtener, al menos, los 37 necesarios. Pero también tienen claro que No acudirán al recinto sin el número cerrado.

En la oposición moderada, que integran el PRO, la UCR y el peronismo no K, están dispuestos a acompañar. “Villarroel aportó 39 senadores pero cuando no pueda reunirlos será una señal de debilidad. Por eso creo que va a conseguir el número».dice un senador de ese espacio.

La votación única, que permite elegir candidatos de diferentes fuerzas, garantiza una mayor transparencia pero afecta a muchos intereses políticos. El principal es que La impresión de papeletas se reduciría en un 94% y que quedará a cargo del Estado, que ya no dará dinero a los grupos políticos para hacerlo. Una de las prácticas comunes era no imprimir el número de papeletas necesarias para distribuir en los colegios electorales, y mantener un cambio, mediante una factura de trucha procedente de una imprenta. Con las PASO, algunos partidos presentaron muchos candidatos porque eso garantizaba que cada uno de ellos recibiría el dinero para imprimir papeletas que abastecerían a todo el padrón para el voto interno.

Habría al menos algunos 3 mil millones de pesos que el Estado salvaría.

Boleta Única. El tratamiento en la comisión del Senado.

Uno de los senadores que impulsa la BU es el radical Maximiliano Abad, quien recuerda que existe una amplia experiencia internacional en la materia (la mayoría de las democracias del mundo utilizan el voto único) y una importante experiencia subnacional en las provincias de Córdoba. , Santa Fe y Mendoza, además de las recomendaciones de académicos y especialistas. En la misma línea también se pronunció otro radical, José Cano, destacando que sólo 16 países en el mundo utilizan un sistema similar a la lista de hojas.

Hay una Consenso no escrito en la UCR y el PRO para que la ley salga sí o sí. Por ejemplo, Abad y compañía pretenden, de ser aprobado, enviar luego un proyecto correctivo para corregir cuestiones técnicas como mejoras en el lenguaje utilizado o en las responsabilidades de los Poderes Ejecutivo y Judicial, que no abordan la esencia de la ley.

Pero el kirchnerismo tiene en mente, en caso de que finalmente el Voto Único se convierta en ley, un dispositivo judicial: utilizar tribunales electorales afines, comandados por los jueces K, que dan lugar a una lluvia de medidas cautelares contra la implementación del Voto Único, argumentando problemas logísticos por el tamaño, capacidad de las urnas y supuestas dificultades para votar. En otras palabras, que nadie toque el negocio.