sábado, abril 20

La Iglesia de Inglaterra explora un Dios de género neutral

La Iglesia de Inglaterra considerará usar términos de género neutral para referirse a Dios en las oraciones, pero la institución centenaria dijo el miércoles que no había planes para abolir los servicios actuales.

El tema refleja la creciente conciencia mundial sobre el supuesto uso de pronombres que ofenden o molestan a quienes no se identifican con el género que les fue asignado al nacer.

“Los cristianos han reconocido desde la antigüedad que Dios no es ni hombre ni mujer”, dijo un portavoz de la iglesia. “Sin embargo, la variedad de formas de acercarse y describir a Dios que se encuentran en las Escrituras no siempre se ha reflejado en nuestra adoración”.

Pero agregó que no había «absolutamente ningún plan para eliminar o revisar sustancialmente» los servicios con licencia y que no se podían hacer cambios sin una «legislación extensa».

Los comentarios siguen a un intercambio dentro del Sínodo General, el órgano rector de la iglesia, donde un sacerdote preguntó sobre el desarrollo de un lenguaje más inclusivo en las formas de adoración permitidas y buscó opciones para aquellos que desean hablar sobre Dios de una «manera sin género».

El portavoz dijo que ha habido un mayor interés en explorar un nuevo idioma desde que sus formas de servicio se introdujeron en el lenguaje contemporáneo hace más de 20 años.

El obispo Michael Ipgrave, vicepresidente de la comisión litúrgica de la iglesia, dijo que la iglesia había «explorado el uso del lenguaje de género en relación con Dios durante varios años».

La deliberación es el último intento de la Iglesia, en el corazón de una de las instituciones cristianas más antiguas del mundo, para mantenerse al día con las nociones de género y sexualidad que cambian rápidamente en las últimas décadas.

El mes pasado, el organismo religioso presentó propuestas que mostraban que se negaría a permitir que las parejas del mismo sexo se casaran en sus iglesias, pero dijo que los sacerdotes podrían bendecirlos en la iglesia. También se disculpó con las personas LGBTQI+ por el rechazo y la hostilidad que enfrentaron.

La comisión de Fe y Constitución de la iglesia, que asesora sobre teología, trabajará con la comisión litúrgica para revisar los problemas relacionados con los términos de género, dijo el portavoz.