domingo, junio 16

Los cientificos lograron retrasar el envejecimiento de una celula al reprogramar su reloj genetico

El el envejecimiento no es más que un proceso natural (y hasta ahora inevitable) por el que los miles de millones de células que componen nuestra organización van acumulando daños y, finalmente, dejan de funcionar y mueren. ¿Pero que pasaría si consiguiéramos dar con la clave para frenar estos procesos? ¿Lograriamos así Retrasar el envejecimiento o, lo que es lo mismo, alargar nuestra vida? Este es el principio de que un estudio científico publicado es el mismo joven en la revista ‘Science’ en el que un grupo de investigadores ha conseguido alterar el «reloj genético» de unas células, retrasar su envejecimiento y alargar un 82% más de su vacío . Esta técnica experimental, según explican sus impulsores, ha conseguido establecer «un nuevo récord para la extensión de la vida» a través de intervenciones genéticas y químicas.

La investigación, dirigida por un equipo de la Universidad de California en San Diego, tomó como referencia unas células de levadura (Saccharomyces cerevisiae) porque, aunque su aspecto invita a pensar lo contrario, envejecen de forma bastante parecida a las celulas humanas. Gracias a este paralelismo de la naturaleza, los científicos se centraron primero en estudiar este modelo celular mediante técnicas de microscopía para comprender todos y cada uno de los procesos asociados al envejecimiento de estas estructuras.

El envejecimiento de las células funciona como el de un coche. «Los vehículos envejecen a medida que el motor se deteriora o la transmisión se gasta, pero ambas cosas no tienen por que suceden al mismo tiempo», ilustran. En el caso de las células, según la búsqueda de varios estudios, existen al menos volver principales mecanismos de acumulación de daño. Al menos la mitad de las células envejecen por una reducción gradual en el establecimiento del ADN (donde se almacena la información genética), mientras que la otra mitad lo hace por un mitocondrias inclinadas (las unidades de producción de energía de las células).

¿Cómo se frena el envejecimiento?

Una vez identificados estos «mecanismos de deterioro celular» empezó la parte divertida del estudio: la búsqueda de soluciones. Para ello, los científicos trasladaron el problema a una modelo de computadora in el que, por un lado, tenian una ‘copia virtual’ de las células que envejecían y, por otro lado, diferentes herramientas de ingeniería y biología sintética pretender frenar este proceso. Desde ahí pueden probar distintas técnicas para corregir el envejecimiento de las células. Y una vez dieron con las más prometedoras, las pusieron en práctica en las células vivas que tenían en el laboratorio.

La técnica se basa en ‘reconfigurar’ el reloj de las células para que cada cierto tiempo vaya en sentido inverso

El metodo mas exitoso fue una técnica experimental basada en la «reconfiguración genética» el circuito que controla el envejecimiento celular. Para que se hagan una idea de qué se trata, imaginen que las células funcionan como un reloj. En su estado normal, las agujas de este avanzan tienen un mismo ritmo y siempre hacia la derecha. Pero qué pasa si manipulamos el funcionamiento de estas manecillas y conseguimos que al menos Durante un tiempo vayan en sentido contrario? En este caso de las células, los investigadores lograron diseñar una técnica capaz de invertir cada cierto tiempo el reloj genético de las células para así frenar su envejecimiento.

¿Cuánto se puede alargar la vida de las células?

noticias relacionadas

Según explicó Nao Hao, uno de los investigadores que ha liderado este trabajo, esta técnica se basa en «ralentizar el tictac del reloj biológico de las células» y no en «forzar un estado artificial de juventud» como habían propuesto otros experimentos realizados hasta la fecha. Gracias por la aplicación de esta herramienta, las células de levadura que habían sido ‘reconfiguradas’ lograron vivir un 82% más respecto a sus compañeras que envejecían de forma natural. tratar con el «extensión de vida más pronunciada observada hasta la fecha mediante modificaciones genéticas«, Explican los investigadores. También se trata de un nuevo récord de expansión de vida a través de intervenciones genéticas y químicas.

«Hemos demostrado que es posible reprogramar el proceso de envejecimiento en modelos celulares»

Nao Hao, investigador

El éxito de este primer experimento representa, por ahora, un diseño de concepto. Es decir, una primera muestra de que esta técnica tiene un potencial. «Hemos demostrado que es posible reprogramar el proceso de envejecimiento en modelos celulares», explican entusiasmados los científicos. En el futuro, los investigadores pretenden aplicar este tipo de técnica a varios tipos de células humanas como, por ejemplo, células madre y neuronas. Estos trabajos se limitarán a los laboratorios pero, según explicaba la investigadora María Blasco en una entrevista a este diario, gracias a este tipo de estudios «al día podremos ‘curar’ el envejecimiento».