lunes, julio 15

Más de una docena de bomberos y policías de Memphis acusados ​​de golpear a Tire Nichols

Más de una docena de empleados del Departamento de Bomberos y Policía de Memphis han sido acusados ​​en relación con la golpiza fatal de Tire Nichols, dijo el martes un funcionario de la ciudad luego de su investigación sobre la muerte de Nichols en enero.

La directora legal de Memphis, Jennifer Sink, dijo que las dos agencias realizaron investigaciones administrativas para determinar si algún empleado violó las políticas del departamento.

Cuatro miembros del personal del Departamento de Bomberos de Memphis han sido acusados, dijo Sink durante una presentación ante el Comité de Seguridad Pública del Ayuntamiento de Memphis.

Tres de los empleados fueron despedidos, dijo Sink, y uno fue suspendido. No se sabe cuáles son sus cargos exactos. Sink dijo que se dará a conocer más información el miércoles, junto con 20 horas de video y audio de la golpiza del 7 de enero.

Dispara a Nichols.Cortesía de Ben Crump Law

Los tres empleados despedidos fueron identificados previamente como los paramédicos Robert Long, JaMichael Sandridge y la teniente Michelle Whitaker. El departamento de bomberos dijo en un comunicado que se descubrió que violó varias políticas y protocolos del departamento en su respuesta a Nichols.

El cuarto empleado no ha sido identificado.

La investigación de la ciudad también resultó en la acusación de 13 empleados del departamento de policía, aunque finalmente se desestimaron los cargos de dos, dijo Sink.

Siete de ellos fueron despedidos, tres fueron suspendidos y uno se retiró antes de que se pudiera realizar una audiencia, según Sink.

Un miembro del comité preguntó si un oficial que golpeó a Nichols todavía estaba empleado por el departamento. Sink dijo que uno de los oficiales suspendidos «puso las manos» en las piernas de Nichols.

«Pero no fue una huelga o un asalto», dijo. «Recibió una suspensión debido a su participación».

Anteriormente, cinco policías habían sido despedidos y acusados ​​penalmente por su participación en la muerte de Nichols. Ellos son Tadarrius Bean, Demetrius Haley, Emmitt Martin III, Desmond Mills Jr. y Justin Smith. Todos fueron acusados ​​de asesinato en segundo grado, dos cargos de mala conducta oficial, dos cargos de secuestro agravado, un cargo de opresión oficial y un cargo de asalto agravado.

Preston Hemphill y otro oficial anónimo han sido «relevados de sus funciones».

Inicialmente, la policía dijo que arrestaron a Nichols, de 29 años, por conducir de manera imprudente, pero la jefa de policía Cerelyn «CJ» Davis dijo que su oficina no encontró evidencia para respaldar la acusación. En un video publicado en enero, los agentes parecían rociarlo con gas pimienta, golpearlo, golpearlo con una porra y patearlo en la cara mientras estaba bajo custodia.

Finalmente fue llevado al hospital donde murió tres días después.

Los abogados de la familia de Nichols dijeron que la golpiza recordaba a la de Rodney King en 1991 por parte de agentes de policía de Los Ángeles. Ravaughn Wells, la madre de Nichols, dijo que su hijo estaba tratando de llegar a casa cuando la policía lo detuvo.

«Estaba a dos minutos de la casa cuando lo arrestaron», dijo en una conferencia de prensa en enero. “Estaba a menos de 80 metros cuando lo asesinaron. Sí, dije asesinato… porque cuando entré a esa habitación del hospital, mi hijo ya estaba muerto”.