jueves, junio 13

Miami-Dade ve alta matriculación de estudiantes inmigrantes, busca financiamiento

HIALEAH, Fla. — Los hermanos Jaddiel y Genier Águila, de 16 y 17 años, viajaron desde Cuba en agosto, cruzaron la frontera entre Estados Unidos y México con sus padres y se establecieron en un nuevo mundo en el pueblo de clase trabajadora de Hialeah, en Miami. Condado de Dade.

Los hermanos dicen que no les gustó cómo está politizado el sistema educativo en la isla gobernada por comunistas que dejaron atrás, y hablan con entusiasmo sobre la nueva libertad que tienen aquí.

“En Cuba no puedes expresarte”, dijo Genier Águila.

Los hermanos aprenden inglés rápido y se destacan en los programas de ingeniería y veterinaria a los que asisten en la escuela secundaria Hialeah Gardens, un campus en expansión que atiende a unos 3,000 estudiantes.

Pero la escuela, como el resto del sistema de escuelas públicas del condado de Miami-Dade, está lidiando con un aumento en la inscripción de inmigrantes este año escolar. Desde agosto, unos 19.000 estudiantes se han matriculado en escuelas públicas de todo el condado, según el distrito. Escuelas públicas del condado de Miami-Dade ha superado recientemente Las escuelas públicas de Chicago son las terceras más grandes del país.

Las escuelas ya enfrentan una escasez de maestros y han alcanzado el tope financiero para estudiantes de inglés para hablantes de otros idiomas, o ESOL, que se estima al comienzo de cada año escolar. Debido a que el distrito ha alcanzado el límite, crea dificultades financieras, ya que los costos adicionales están asociados con la enseñanza y la provisión de recursos a los estudiantes de ESOL.

Según el distrito, la gran mayoría de los estudiantes provienen de Cuba, con números menores de Nicaragua y Venezuela, donde las familias huyen de gobiernos autoritarios de izquierda.

Hasta febrero, más de 9500 estudiantes cubanos estaban matriculados en escuelas públicas este año, en comparación con 2977 en 2021-22. También en febrero, 1.400 estudiantes nicaragüenses y 1.100 estudiantes venezolanos también se habían registrado en el distrito.

Algunos estudiantes todavía están inscritos a pesar de que el año escolar termina el próximo mes, dijeron funcionarios del distrito.

Las escuelas con mayor matrícula están en los suburbios de Hialeah, conocido por su gran comunidad cubana, y Doral, con una gran concentración de venezolanos.

El superintendente José Dotres y los miembros de la junta escolar viajaron a la capital del estado, Tallahassee, y Washington, DC, para presionar por ayuda adicional.

«Seamos claros: está en todo el condado», dijo Luisa Santos, miembro de la junta escolar. “Hay muy pocas escuelas que no hayan recibido matrículas de estudiantes extranjeros”.

Santos, quien asistió a escuelas públicas en Miami, vino de Colombia cuando tenía 8 años y descubrió que era indocumentada cuando estaba en el tercer año de la escuela secundaria.

«Es muy personal para mí: nuestras escuelas me acogieron, invirtieron en mí, se aseguraron de que aprendiera inglés. Me colocaron en un programa para superdotados, me colocaron en un programa magnético y me dieron la educación que ahora me permite. para servir a todos estos estudiantes”, dijo.

La Escuela Secundaria Hialeah Gardens comenzó el año escolar con 160 estudiantes en el programa ESOL y ahora tiene más de 322, dijo Vivian López, jefa de departamento. Cada semana, recibe de seis a diez nuevos estudiantes, incluso si el año escolar termina pronto.

“La población ha aumentado mucho y muy rápido”, dijo López. «Honestamente, no estábamos preparados».

En las clases que se suponía que tenían un máximo de 24 alumnos, ahora hay 45. No hay suficientes sillas, por lo que los niños tienen que sentarse en el suelo.

“No puedes ni entrar al salón de clases”, dijo López, quien usó un micrófono para que los estudiantes la escucharan y un silbato cuando necesitaba llamar su atención.

“Es difícil porque todos tienen preocupaciones, pero no podemos ayudarlos a todos al mismo tiempo. O atiendes a sus necesidades individuales o enseñas la clase”, dijo.

No es sólo la escasez de maestros. Las escuelas también necesitan más psicólogos, pero hay una escasez de profesionales de la salud mental En Miami. Muchos de los estudiantes entrantes han vivido situaciones dramáticas durante sus viajes por Centroamérica.

“Cuando tenemos un niño que está luchando emocionalmente o en términos de educación, tenemos que asegurarnos de que le hagamos un montón de pruebas, incluyendo una prueba de coeficiente intelectual, exámenes psicológicos, y eso lo hace una psicóloga escolar”, dijo María. Muñoz. , uno de los consejeros de la escuela secundaria. «Compartimos uno con cinco o seis escuelas, y es horrible porque estos niños necesitan ser atendidos de inmediato».

La población de estudiantes inmigrantes en la escuela secundaria creció tanto que un estudiante de último año, Daniel Mejía, inició una organización llamada English Language Learner Club para ayudar a los estudiantes a adaptarse entre sus compañeros. Mejía conoce bien los desafíos que enfrentan los nuevos estudiantes; los experimentó cuando vino de Colombia en 2019. Rápidamente aprendió inglés y asistirá a la Universidad Internacional de Florida después de graduarse este año.

“La idea es ayudarlos en el proceso, ayudarlos a adaptarse y entender cómo funcionan las calificaciones, los períodos, las clases de AP, cómo funcionan las academias escolares, etc.”, dijo Mejía. . «También les contamos sobre las oportunidades que tienen después de la escuela secundaria, como becas».

Empeoramiento de la situación es una disminución en la financiación estatal en los últimos años. En el año escolar 2004-05, el 61% de los fondos provino del estado y el 39% del condado, según datos compartidos por el distrito escolar. Pero a partir del año escolar 2022-23, solo el 42 % de los fondos provino del estado, lo que requiere que el condado proporcione el 58 % restante.

El condado de Miami-Dade y otros condados grandes del estado son condados donantes para condados más pequeños que no generan suficientes ingresos para financiar escuelas y otros servicios. Pero los maestros necesitan salarios más altos en el área de Miami, donde el costo de vida es significativamente más alto que en las ciudades más pequeñas.

Como resultado, el condado recurrió a referéndums de votantes, como el aprobado en noviembre, para ayudar a aumentar los salarios de los maestros y financiar medidas de seguridad escolar.

Se espera que el número de estudiantes inmigrantes siga aumentando. Mientras un número récord de migrantes intentaba cruzar la frontera entre Estados Unidos y México, incluidos más de 220 000 cubanos en un año, la administración Biden implementó un programa de libertad condicional para candidatos de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Haití. Hasta 30.000 personas de los cuatro países son elegibles para la libertad condicional humanitaria cada mes, lo que les permite trabajar en los Estados Unidos durante dos años.

Algunas familias hicieron el peligroso viaje por Centroamérica para llegar a Estados Unidos

Nivis Fernández, de 17 años, llegó de Cuba con sus padres en octubre. Volaron a Nicaragua y estuvieron 26 días viajando por Honduras, Guatemala y México. La familia fue secuestrada en México y retenida por 6.000 dólares, que pagaron familiares en Estados Unidos.

Ahora en Hialeah Gardens High School, Fernández está inscrita en la Academia de Moda y Turismo. Ella planea ir a la universidad después de graduarse para estudiar psicología.

«En Cuba, no puedes compartir tu forma de pensar», dijo Fernández mientras ella y otros estudiantes discutían cómo era ir a la escuela en su país de origen. “Apenas teníamos útiles como lápices y cuadernos. Si tienes familiares aquí, deberían enviarlos.