sábado, junio 15

«Milei no nos va a dar un peso, quiere quemar las provincias»

El gobernador riojano Ricardo Quintela es uno de los dirigentes que busca volver a hacer competitivo al peronismo. No cumplió su promesa de campaña. «Renunciar si gana Milei» y acelera su ataque contra el Gobierno: denunció en la Corte el DNU «desregulador» y respondió a la carta del ministro Guillermo Francos (Interior) que calificó de «ilegal» la emisión de cuasimonedas en su provincia para pagar salarios estatales.

-¿Por qué se opuso al contenido de la Ley Base?

-Estamos en contra de algunas cuestiones concretas, como la delegación de competencias, pero tampoco vemos que se proponga ningún programa de gobierno, política social o industrial. Entonces expresamos nuestro rechazo total al proyecto como lo hicimos con el DNU.

-¿Hubo novedades sobre la presentación ante la Corte que hizo La Rioja contra el DNU?

-Aún no las hay porque acaba de terminar la feria pero se dijo que si la política no lo iba a tratar (el decreto), lo iba a hacer la propia Corte. Ahora está en condiciones de abordar este problema.

-¿Decidieron emitir cuasimonedas por el ajuste del Gobierno o por algún otro factor?

-Cuando fuimos a la reunión con el Presidente le dije lo que pensaba que iba a pasar con la devaluación del 120%, el aumento del 100% en los combustibles, la liberalización de precios y el congelamiento de salarios, pero no respondió. Al principio dijo que no hay dinero y que las obras públicas iniciadas no se pudieron terminar: tengo 1.700 viviendas en proceso. Tampoco existe una política productiva, cultural, de salud o educativa.

-Pero esta semana el ministro Francos le envió una carta en la que califica de ilegales esos bonos.

-Debe saber que el pacto fiscal no afecta la autonomía de las provincias, que preceden a la Nación. Además, los bonos son de circulación local, no nacional, y el Banco (provincial) tiene los recursos para respaldar una emisión que decidimos al intuir esta situación. La Legislatura nos autorizó con un monto definido a pagar el 30% de los salarios. Y La Rioja ya tiene experiencia: los tuvo en el 85, 88 y en 2001 y fueron rescatados por la propia provincia.

-¿Vas a responder a esa advertencia de la Casa Rosada?

-Ya le respondí a Francos, por nota. Pero nuestra intención nunca fue luchar sino defender a nuestro pueblo. Este señor (de Milei) dijo desde el principio que no hay dinero y luego confirmó su actitud y la orientación de sus políticas hacia los gobernadores. Parece encaminarse en la dirección de no dar ningún peso y dejar que cada una de las provincias se queme.

-¿Regresaría a la Casa Rosada si hubiera un llamado para discutir el pacto fiscal?

-No sé si iría. En cualquier caso, estaría de acuerdo con lo que decidan los gobernadores. Estamos dispuestos a dialogar y buscar consensos pero no a recibir malos tratos ni a que descalifiquen a nuestras provincias. Es muy difícil hablar con alguien que no te trata bien.

-El exsenador Julio Martínez (UCR) dice que las cuasimonedas son para atender el déficit que generan casi 40 empresas públicas…

-Usted se equivoca, son 42, de las cuales heredé 38. Pero tenemos un concepto diferente al que tiene el señor Milei ya que aquí las empresas del Estado tienen un fin básicamente social sobre todas las cosas dar un servicio a la comunidad. El último que creamos es el transporte y no ganamos dinero pero garantizamos un servicio a los ciudadanos con un precio acorde a su poder adquisitivo y que los estudiantes tengan un billete gratis.

-Pero si están en déficit, ¿cómo se cubre esa brecha fiscal?

-Sólo el 30% presenta pérdidas, hay un 40% que da superávit, y otro 30% que les va bien. El Banco es una empresa unipersonal al igual que las empresas de servicios de energía, agua o Internet. Tenemos una fábrica de pasas que exporta y obtiene muchas ganancias y lo mismo ocurre con una bodega. Por tanto, el exsenador no dice la verdad.

– ¿¿Cómo se resolvió el conflicto con la policía provincial?

-Se saldó con un acuerdo salarial pero también había sido alentado por algunos medios y dirigentes libertarios. Empezó con los jubilados jubilados que aquí tienen un salario bajísimo, lo estaban pasando mal pero era un porcentaje minoritario que tenía una intención política. Se agitaron y gritaron en la marcha y un representante libertario caminó entre ellos diciendo: «Tomemos la Casa de Gobierno».

¿Tiene Martín Menem peso en la política provincial?

-No, no, como candidato a gobernador sacó el 13% y como diputado un poco más, cercano al 24%, superando a la UCR.

-¿Le reprochó al ministro Ariel Puy (Vivienda) que, en medio de esta crisis, apareciera su hijo caminando por Tailandia a lomos de un elefante?

-No, todavía no lo he visto. Estaba de permiso y llegó hace unas horas. No quiero involucrarme en asuntos privados. Pero tendrás que explicarme el caso y veré qué decisión tomo. Según él, no son de ahora (las fotos) sino de hace 4 años.

-¿Puede surgir liderazgo en el PJ del grupo que se reunió en la Cámara de la provincia de Buenos Aires previo al debate de la Ley Ómnibus?

-No, pero sí de todo el peronismo en todas las provincias. Tenemos que intentar formar una mesa nacional, horizontal, y de ahí surgirá un liderazgo que lidere este proceso y pueda establecer un programa alternativo al del actual Presidente.

-¿Ves a Cristina como parte de este proceso o crees que habrá renovación?

-No sé si participar pero creo que nadie puede negar su visión geopolítica. Ha sido uno de los estadistas más importantes que produjo el país. Pueden cuestionar cualquier cosa menos su capacidad y la forma en que lo logró.

-¿Se teme que se produzca un conflicto social por el ajuste implementado por la Nación?

-No nos iba bien pero en 20 días la gente se apresuró de manera escandalosa y los empleados no podrán cumplir con sus obligaciones. A muy corto plazo se espera un aumento bastante significativo de la energía. Entonces va a haber un problema complejo, lo vemos en los comedores sociales del barrio que están sin comida y algunos incluso han cerrado. La ministra (Sandra) Pettovello no tiene respuesta para nada y lleva 2 meses en el cargo.

-Y ante todos estos problemas, ¿se arrepiente de no haber renunciado ante el triunfo de Milei?

-No, no… Lo dije en su momento pero si renuncio dirán que lo hago porque soy un delincuente o una mierda y si no lo hago porque no cumplo con mi palabra. Decidí no hacerlo porque no es mi intención dejar a los riojanos librados al azar. Pero yo renunciaría si Milei también se corta ambos brazos, ja, ja (N/A: Milei dijo en 2021 «Prefiero cortarme un brazo antes que subir un impuesto»).