domingo, julio 14

Millonarios vence al Deportivo Cali en Liga Betplay, crónica – Fútbol Colombiano – Deportes

este millonarios era dizque un Millonarios alterno, eso decía la nomina en el papel, pero en la cancha ese rótulo fue solo una trampa. This team jugó con la precision de los más titulares, con la furia del team main, y así derrotó con autoridad 2-0 al Deportivo Caliun Cali que fue un rival ingenioso, plano, descolorido.

Cali cayó en la treta azul. Se confió porque no veía en el campo ni a Mackalistar ni a Cortés ni a Cataño ni a Castro ni a Llinás… Thought that por eso iba a tener ventaja, que al equipo que se llamaban alternate le tenía que ganar, y cuando se enteró de la verdad, ya iba abajo 2-0.

Jader Valencia fue el actor principal. Que nadie le diga suplente o alterno. Este Jader jugó para que lo tuvieran en cuenta siempre. Puso su firma solo 6 minutos. Los millonarios recogieron la pelota a toda velocidad. Jader recibió el pase de Pereira.
Miró el arco y puso un remate de experto, de curtido, como del most titular. Fue un disparo con elegancia, desde fuera del área, sin necesidad de violencia, sin manifestar esfuerzo, ni siquiera tuvo impulso, y puso la pelota ajustada, lenta pero precisa a un palo, y el arquero se lanzó en vano, como para no quedar en ridículo, y la defensa del 3 del Cali quedó paralizada, mirando lo inevitable. Fue un golazo digno de la demora del domingo, digno de la rivalidad ante Cali, digno de un Millonarios voraz.

Cali quedo frio. El profe Pinto, a un costado, no podía creer que tan rápido le dañaran su estrategia, porque ahora le tocaba arriesgar más, doblegar esfuerzos. Sacudir a gritos a sus jugadores para que no se entreguen, empujar a Kevin Viveros para que ganara en velocidad, oa mantilla para que no se republiciera.

Un millonario superior

Foto :

Sergio Acero Yate / El tiempo

Pero con el paso del tiempo, Millonarios estaba más cómodo. Este equipo cambia de numerador pero no de memoria. Cada jugador cumple las funciones con rigor. Todos quieren ser titulares. Todos quieren sobresalir. Todos quieren notar y que Gamero los tenga en primera línea. kliver moreno estuvo muy cerca de anotar el suyo cuando fue al encuentro de un tiro de esquina y cabeceó abajo ya un ángulo. La pelota zumbó el vertical.

El equipo se llenó de confianza con cada embestida, o era la confianza la que se bordaba. Cali se llenó de angustia, de temor, presentía que iba a recibir el segundo en cualquier momento, y no hallaba como evitar el destino. Hasta que llego. Fue una falta en el area de Caldera de Valencia -Valencia siempre presente- y pena. Juan Carlos Pereira Fue el elegido para el cobro y no desentonó en eso de la elegancia: anotó el segundo con total frialdad.

Millonarios estaba crecido, multiplicado. Parecían más de 11 jugadores en la cancha. Cali fue una batalla de individualidades. Jugador de verde que recibió la pelota era inmediatamente rodeado, hostigado y desarmado por una marea azul.

Jader, que todo lo hizo bien, tiró luego un centro preciso, directo a la cabeza de Paredes que impactó incómodo y solo por eso se perdió el tercero. Después Yúber Quiñones quiso sobresalir y sacó tremendo remate que salvó el portero Dawson. Cali vivía una pesadilla y el primer tiempo ni se había acabado.

A misterio saber lo que dijo Pinto en el entretiempo. Pero sea lo que sea, la arenga no le supera. Para la segunda parte Cali algo reaccionó, porque Millonarios también relaja. Parra y Mera tuvieron el descuento, al primero se le fue el remate por arriba y al otro se lo evitó Montero. Y como no anotó, Millonarios recuperó su autoridad, Gamero refrescó su nomina, terminó con Cortés, Silva y Uribeas el Cali no sintiera que fue el Millonarios alterno el que le ganó en el primer tiempo y llegó a 9 puntos.

PABLO ROMER
redactora de EL TIEMPO
@PabloRomeroET

Más notificaciones de deportados