lunes, mayo 27

Panamá y Costa Rica dan inicio a plan para facilitar el flujo de migrantes

La operación ‘Flujo controlado’ movilizará a los migrantes hasta el Catem, en el que los migrantes podrán seguir su travesía a EE.UU.

Los propios migrantes deberán costear el transporte desde Darién hasta la frontera con Costa Rica.Cedida

Se inició la nueva modalidad de gestión operativa para el tránsito de los migrantes en Panamá y Costa Rica, desde este martes 10 de octubre ambos países dieron paso expedito y ordenado por el área fronteriza de Paso Canoas, como habían establecido en su acuerdo suscrito en Darién la semana pasada.

En el primer día de operación de este plan se coordinó el tránsito directo de 1,593 migrantes de diversas nacionalidades, quienes viajaron en 30 buses que fueron previamente programados, con la ayuda del Servicio Nacional de Migración (SNM) y el Servicio Nacional de Fronteras (Senafront).

Todo el proceso cumplió con los requisitos solicitados por las autoridades competentes para transportar a los migrantes hasta el Centro de Atención Temporal de Migrantes (Catem), en Barrio El Carmen, Corredores, en Costa Rica.

María Isabel Saravia, directora general encargada del Servicio Nacional de Migración, indicó, que esta es una extensión del corredor humanitario que inicia en la provincia de Darién, a través de la operación «Flujo Controlado», como parte de la estrategia para combatir las acciones delictivas del crimen organizado.

Por su parte, Osvaldo Ureña, el jefe de Operaciones del SNM indicó, que en el recorrido de los autobuses, los mismos son verificados en tres puntos estratégicos dentro del territorio panameño, antes de llegar a la frontera. Para esto, 350 agentes migratorios son distribuidas desde Darién hasta Chiriquí para atender la operación.

Desde el pasado viernes los mandatarios, Laurentino Cortizo, de Panamá, y Rodrigo Chaves, de Costa Rica, se reunieron en la provincia de Darién para examinar diferentes soluciones regionales para el paso aglomerado de migrantes. Ambos países coordinaron iniciar un plan coordinado para que cientos de migrantes que cruzan el continente y se aglomeren en la zona fronteriza no estén en condiciones de hacinamiento.

Este plan consiste en proveer transporte que será costeado por los mismos migrantes y dejarlos en el Cetam para que puedan abordar buses hasta la frontera de Costa Rica con Nicaragua.

En lo que va del año 2023, han transitado en condición irregular más de 420 mil 700 migrantes por la espesa Jungla del Darién, los cuales en su mayoría han sido engañados en su travesía. Este plan entre ambos países ayudará a proteger a los migrantes en su proceso de movilización, así como reconocer las posibles amenazas y evitar el tráfico de personas por migración.