miércoles, junio 19

Para Bosch, la electromovilidad en Argentina no tendrá impacto en el corto plazo

La recesión económica afecta prácticamente a todos los sectores. Pero no impacta a todos de la misma manera ni con la misma fuerza. Y ese es el caso del mercado de reposición, que «no está tan directamente relacionado con el momento», según Inivaldo Souza Filhodirector general de la división de postventa de automoción de bosch argentina.

El brasileño charló con Clarín en el marco de la feria Automechanika y justo en el año en que la empresa cumple 100 años de presencia en el mercado argentino.

De origen alemán, la empresa es una de las grandes promotoras de evolución de la industria automotriz a través de la historia. Desde el limpiaparabrisas, pasando por los frenos ABS o el control de estabilidad e incluso las baterías de 48 voltios para los sistemas de hibridación suave, contaron con Bosch en su desarrollo.

La industria se encuentra en un momento de transición a nivel mundial, con la electromovilidad avanzando en los mercados más importantes pero haciéndolo más lentamente en Argentina, por ejemplo. Y el mercado de reemplazo tendrá que estar listo cuando se acelere esa conversión.

«Lo que va a traer esta demanda son los terminales con sus desarrollos locales. Una vez que eso pase, Bosch va a ofrecer la tecnología para que luego llegue al mercado de reposición. Pero ya tenemos la tecnología conectada, automatizada y digitalizada. Y una vez la demanda está en Argentina, seguramente estaremos presentes», comentó Souza Filho.

Actual y futuro

Este 2024, Bosch cumple 100 años en Argentina.

En un análisis más detallado de la situación, el ejecutivo expresó que «estamos y seguiremos estando por muchos años. Acabamos de hacer una inversión. En un centro logístico, una inversión importante, de unos 3 millones de dólares. Y esto que nos permita una operación más fluida y eficiente y que pueda impulsar el crecimiento de nuestro negocio en la región. Además de ser un año clave e histórico para nosotros, es un año para seguir invirtiendo en la región.

Con la situación actual son muchas las personas que están posponiendo la renovación de su vehículo y centrándose en el mantenimiento. ¿Estás notando esto con la venta de repuestos?

-Tenemos una flota circulante muy extensa que con el paso de los años envejece. Pero esto no afecta directamente al segmento de repuestos a nivel de mercado potencial. Por supuesto que cambia un poco el enfoque.

-Igual que en el supermercado mucha gente se pasa a segundas marcas, ¿tú también sientes lo mismo con el mercado de repuestos?

-El mercado de reposición no está tan directamente relacionado con el momento. Yo diría que lleva un tiempo. Pero tampoco nos preocupa mucho. Es que dentro de Bosch tenemos una amplia cobertura de productos y tipos de calidad, lo que nos permite, de alguna manera, cubrir diferentes necesidades.

-¿Cómo se organiza el negocio cuando tienes tantos vehículos de 15 y 20 años?

-Nuestra prioridad es tener la cobertura más amplia posible y que relacione directamente un vehículo de cero kilómetro con uno que tiene 15 o 20 años. Cada vez que vemos que el país tiene nuevas marcas, nuevos modelos, estamos preparados para desarrollar productos y ser lo más completos posible para nuestros clientes.

Bosch acaba de invertir en el país para ampliar su operación.

-¿Cuál es el producto Bosch más popular en Argentina?

-Productos que giran, desgastan, friccionan, energía, batería; Reemplazo de filtros de aire y aceite. Una bujía, por ejemplo, son todos los productos que se cambian durante una inspección. Sin duda, es lo que hace girar el mercado de reposición.

-¿Cómo está trabajando Bosch con el futuro del automóvil, ya que muchas de las innovaciones en esta industria vienen de ahí?

-Bosch lleva muchos años investigando y evaluando todas las megatendencias. Que está muy conectado con la urbanización. Con un mundo cada vez más limpio y sin emisiones. Con un mundo cada vez más conectado. Todo el desarrollo de las tecnologías que hacemos va de la mano de esta mirada al futuro. Todas las tecnologías que invertimos en sistemas de propulsión tienen este enfoque en el vehículo eléctrico, el vehículo híbrido y el vehículo de hidrógeno. Pero no dejamos de fabricarlos con motores de combustión. Porque por cuestión de estrategia de largo plazo, cada país tiene una realidad diferente. Aquí nos llevará un poco más de tiempo. Cosas que tal vez pasen ahora en Europa o Estados Unidos.

-Brasil acaba de recibir una mega inversión de muchas marcas de automóviles que implican el desarrollo de plataformas electrificadas. ¿Cómo recibe Bosch tal tendencia, siendo el país brasileño el principal proveedor externo de vehículos en el mercado local?

-Es una tendencia. Decir cuándo llegará y con qué intensidad llegará a la Argentina es hoy muy difícil. Pero no nos preocupamos porque tenemos soluciones y productos para esta tecnología. Sí, lo que estamos haciendo es seguir muy de cerca los movimientos de Brasil. Pero es una transición natural. Hoy no vemos que vaya a ser un impacto a corto plazo. Contamos con una flota circulante muy grande de millones de vehículos. Tomará tiempo para que eso cambie.