martes, julio 23

Por qué el sector público debería abandonarse a la tecnología remanufacturada

A medida que la industria de la tecnología evoluciona rápidamente, la demanda de nuevos productos continúa creciendo. El anuncio de Microsoft de que no aceptará Windows 10 a partir de octubre de 2025 ha dejado a los clientes y a las empresas conscientes de que es posible que necesiten actualizar sus computadoras portátiles comerciales durante el próximo año, incluso si su modelo actual todavía está funcionando.

El tema fue discutido recientemente en el periódico Cumbre Re:Sustainable IT de los Emiratos Árabes Unidos. Un portavoz de Canalys, una firma global de análisis del mercado tecnológico, predice que 240 millones de ordenadores de las empresas podrían convertirse en residuos electrónicos debido a estos cambios. Teniendo en cuenta que el 85% del carbono emitido por un portátil llega al final de su fabricación, esta cifra es preocupante.