LONDRES – El Palacio de Buckingham está planeando un fin de semana de eventos comunitarios y de voluntariado para conmemorar la coronación del rey Carlos III, con el objetivo de resaltar los lazos de la monarquía con la nación cuando Gran Bretaña corona a un nuevo gobernante por primera vez en 70 años.

Los planes se revelaron el sábado cuando el palacio publicó el cronograma del fin de semana de coronación de tres días, que comenzará con la coronación de Carlos y Camila, reina consorte, el sábado 6 de mayo.

La ceremonia en la Abadía de Westminster estará precedida por una procesión desde el Palacio de Buckingham hasta la Abadía. Le seguirá otra procesión, en la que Carlos y Camila se unirán a otros miembros de la familia real, y una aparición en el balcón del palacio.

Pero habrá más en el fin de semana que coronas, cetros y túnicas de armiño.

El palacio quiere que la coronación demuestre que la monarquía aún tiene un papel que desempeñar en una nación multicultural que lucha contra la crisis del costo de vida, los recortes presupuestarios y una ola de huelgas de trabajadores del sector público.

Si bien hubo un respeto generalizado por la reina Isabel II, como lo demuestran las decenas de miles de personas que esperaron durante horas para pasar frente a su ataúd luego de su muerte en septiembre, no hay garantía de que la reverencia se transfiera a su hijo mayor.

La coronación será un servicio solemne presidido por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, pero el palacio también está planeando un fin de semana de eventos que destacarán las diferentes comunidades y culturas que contribuyen a la Gran Bretaña moderna.

El palacio está pidiendo a los vecindarios de todo el país que participen en el «Gran Almuerzo de la Coronación» el domingo 7 de mayo, la última encarnación de las fiestas de barrio que se han convertido en un elemento básico de las principales celebraciones reales.

Esa noche habrá un concierto en el Castillo de Windsor con un coro formado por grupos de aficionados de todo el Reino Unido, incluidos coros de refugiados, coros del Servicio Nacional de Salud, grupos de canto LGBTQ y coros de sordos. El ‘Coro de la Coronación’ actuará junto con otro compuesto por cantantes de todo el Commonwealth que aparecerán virtualmente durante el concierto televisado que también incluirá cabezas de cartel aún no reveladas.

Durante el concierto, los lugares de todo el país se iluminarán con proyecciones, láseres y drones.

Al día siguiente, el palacio invita a personas de todo el país a participar en «The Big Help Out», alentándolos a ser voluntarios en sus propias comunidades.

«The Big Help Out alentará a las personas a intentar ser voluntarias por sí mismas y unirse al trabajo realizado para apoyar sus áreas locales», dijo el palacio en un comunicado. «El objetivo de The Big Help Out es utilizar el voluntariado para unir a las comunidades y crear un legado duradero de voluntariado desde el fin de semana de la coronación en adelante».

Por admin