miércoles, febrero 21

¿Por qué los embalses llenos no hacen bajar las tarifas de energía? – Sectores – Economía

Las altas tarifas de la energía eléctrica se han convertido en un dolor de cabeza para todos los colombianos. Según el Dane, en los últimos 12 meses hasta noviembre, los precios se han incrementado 25.77 por cientoy los habitantes de los departamentos de la región Caribe son menos que más están pagando.

Desde el Congreso de la República se ha cuestionado que las tarifas sigan siendo altas ha ponderado que el nivel de los embalses que se utilizan para la generación de energía hidroeléctrica ha estado en máximos históricos de los últimos 20 años, como sucedió en noviembre pasado, cuando cerraron en 87.1 por ciento, debido a la prolongada temporada de lluvias que se produjo en el país.

(Lea también: Esfuerzos para bajar tarifas de energía se perderían por la tributaria)

Incluido, en septiembre, el presidente Gustavo Petro fue una de las personas que cuestionaron esta situación. «¿Puede aumentar el pago del servicio electrico cuando los embalses estan llenos y es temporada de muchas lluvias?

Que el 66 por ciento de la energía que realmente se consume en el país se genere con agua –el 33 por ciento reste lo Producen las térmicas– y que los embalses estén llenos lleva a que muchas personas piensen que los precios deben bajar inmediatamente; sin embargo, esto no funciona así por varios aspectos.

Uno de ellos es que el precio por kilovatio hora, que se paga a través de la factura, es la suma de los seis componentes que hacen parte de la cadena de la energía: generación, distribución, comercialización, pérdidas, transmisión y restricciones.

¿Puede aumentar el pago por servicio de electricidad cuando los embalses están llenos y es temporada de muchas lluvias?

La generación es la que más pesa -más del 35 po ciento- y el sur costo actual incluye los precios que se pactan a través de contratos y en la Bolsa de Energía, administrada por XM. De acuerdo con Acolgén, los contratos bilaterales entre generadores y comercializadores cubren, aproximadamente, el 80 por ciento de la electricidad que se consume en el paísy tienen precios que se pactaron hace dos o tres años.

En este punto es importante tener en cuenta que, según datos de XM, en noviembre el precio promedio de la energía transada en contratos para esperar la demanda de consumo residente y pequeños negocios (mercado regulado) fue de 281.97 pesos por kilovatio hora , un 7.68 por ciento más alto frente al mismo mes de 2021.

Para cubrir el 20 por ciento restante de la demanda, Julián Rojas, profesor de cátedra de la Universidad del Rosario, explicó que los comercializadores acuden a la Bolsa de Energía, donde las empresas generadoras ofrecen la energía que tienen disponible. Allí se maneja un costo diferente al de los contratospues lo fija la última planta queda elegida para abastecer el consumo del día siguiente.

(Lea también: ‘Más del 80% de los viajes no soportará sus tarifas en 2023’: mintransporte)

Esta elección depende del precio que se ofrezca, de menor a mayor. Por lo tanto, típicamente, las hidroeléctricas están de primeras en la lista porque es la energía más barata. Después siguen las de carbón, gas natural y, por último, las de líquidos (fueloil o diesel), que son las más costosas.

Normalmente, cuando los embalses están llenos el precio de la luz tiende a bajarPero si hay escasez de agua –como pasa en un fenómeno del Niño–, empieza a sufrir, de modo que aumenta la disponibilidad de las térmicas y disminuye la hidroeléctrica.

El mercado eléctrico colombiano se basa en ofertas de precios y no en los costos de las empresas, como ocurre en otros mercados.

Sin embargo, también se debe tener en cuenta que el precio de la energía que se ofrece en bolsa lo define cada generador. «El mercado eléctrico colombiano se basa en ofertas de precios y no en los costos de las empresas, como ocurre en otros mercados. Esto es complejo en las plantas hidroeléctricas porque es muy difícil valorar el costo del agua», dijo el docente.

En octubre pasado, la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios les explicó a Isagén, Enel, EPM, Celsia y Chivor por los incrementos en el valor del kilovatio ofrecido en la Bolsa de Energía. Cada una respondió y ahora se está anizando la información y el producto de esto podría salir acciones de control a estas empresas.

Teniendo en cuenta lo anterior, el experto explicó que así los embalses son en máximos históricos, los precios no van a bajar considerablemente porque el 80 por ciento de la energía que se entrega hoy en día rfleja una situación pasada y solamente un 20 por ciento tiene en cuenta el precio en bolsa, que el 26 de diciembre era de 440.06 pesos por kilovatio hora. Incluido, «si por alguna razón el precio en bolsa baja fuerte, eso no se verá inmediatamente en el recibo de la luz«, agregado.

Entonces, ¿para qué sirve tener los embalses llenos de agua? Cuantto más alto esté el nivel de los embalses, hay menos riesgos de un apagón en Colombia, comme ocurrió en 1992. , if llegega a fenómeno del Niño, los colombianos no se queden sin energia«, manifiesto Julián Rojas.

Además, esto ayuda a que los nuevos contratos entre los generadores y los marketizadores se firmen a precios más bajos, los cuales se verán reflejados en las tarifas de energía eléctrica que estarán vigentes en varios años hacia adelante. Típicamente, en Colombia no se firman contratos a más de cinco años.