martes, julio 16

La ciencia no confirma que hacer ejercicio tiene beneficios cognitivos

Científicos de la Universidad de Granada cuestionan en un estudio que hacer ejercicio de manera regular tenga beneficios a nivel cognitivo, como habitualmente se ha pensado, o al menos sugieren que las afirmaciones sobre esta supuesta relación causa-efecto no están avaladas por la evidencia científica disponible hasta ahora.

Los investigadores, pertenecientes al Centro de Investigación Mente, Cerebro y Comportamiento, revisaron 24 metaanálisis centrados posteriormente en 109 estudios controlados por aleatorización, que solo se utilizaron para determinar relaciones causales, lo que permitió abarcar 11.266 participantes sin y de todas las edades.

El estudio, que publica este lunes la revista científica Nature Human Behavior, ha demostrado que los efectos positivos originales, pequeños y estadísticamente significativos de l’ejercicio físico sur la cognición desaparecían en todas las edades y funciones cognitivas tras tener en cuenta los posibles efectos moderadores las líneas base de los estudios y las diferencias entre los grupos de control, un aspecto fundamental de los diseñadores de intervención para controlar problemas metodológicos como el efecto placebo), informó la Universidad de Granada.

El articulo destaca ademas que la literatura científica respecto a los efectos del ejercicio sobre las funciones cognitivas ha crecido de forma exponencial en los últimos años duramente en mensajes «exagerados»«, sin tener en cuenta resultados contradictorios y el surgimiento de voces criticas.

Según este estudio, la mayoría de los metaanálisis presentan importantes deficiencias metodológicas, como por ejemplo baja potencia estadística, falta de solapamiento en las fuentes de evidencia o sesgo de publicación.

Por tanto, reseñan los científicos, sus resultados «no representan, no obstante, el efecto real de la evidencia acumulada a lo largo del tiempo».

Los autores subrayan que sus resultados no sugieren que el ejercicio físico no pueda tener efectos positivos en el funcionamiento cognitivo en absolutoni que pueda ser perjudicial para la cognición.

Pero sí enfatizan la necesidad de tener «cautela» a la hora de establecer una relación causal entre el ejercicio y la cognición, dado que actualmente las pruebas causales no son solidas.

noticias relacionadas

Por ejemplola Organización Mundial de la Salud recomienda actualmente el ejercicio regular como medio para mantener un estado cognitivo saludable en la infancia y en las personas mayores, recomendación que, según el estudio de la Universidad de Granada, no estaría avalada por la evidencia científica disponible hasta la fecha.

A pesar de estos resultadoslos investigadores concluyen que los beneficios del ejercicio físico, especialmente en lo que respecta a la salud física, its suficientes en sí mismos para justificar políticas de salud públicas basadas en pruebas para promover la práctica de deporte de manera regular en la vida cotidiana de las personas, sin tener que apelar a los supuestos efectos a nivel cognitivo.