martes, julio 23

Nueva alerta por incremento de emisiones de gases nocivos para la capa de ozono

Un estudio encuentra que los procesos de fabricación de compuestos alternativos a los clorofluoracarbonos (CFC), utilizados en aerosoles y refrigeración, se están perjudicando directamente

Un estudio publicado hoy en la revista «Nature Geoscience» alertó de una incremento de las emisiones de gases nocivos para la capa de ozono debido a los procesos de fabricacion de compuestos alternativos a los clorofluoracarbonos (CFC), utilizado en aerosoles y refrigeración.

Investigadores de la Universidad de Bristol (Reino Unido) y la Administración Nacional para el Océano y la Atmósfera estadounidense (NOAA, en inglés) indican en el trabajo que la producción de gases nocivos está contemplado como una excepción en el Protocolo de Montrealdiseñado para luchar contra el calentamiento global, aunque van «en contra de sus objetivos» finales.

«Estamos prestando ahora atención a estas emisiones debido al éxito del Protocolo de Montreal. Las emisiones de CFC producidas por gran parte de sus usos están prohibidas y han caído a niveles tan bajos que the emanaciones de fuentes menores están ahora bajo nuestro radar“, explicó en un comunicado de la Universidad de Bristol Luke Western, autor principal del estudio.

La investigación reveló que el nivel de emisiones detectado”no significativa manera amenaza«la recuperación de la capa de ozono, pero aún así»afectar el clima«del planeta.

«Combined, estas son emisiones equivalente al CO2 emitido en 2020 un país desarrollado de pequeño tamaño como Suiza«, describe Western, que cuantifica la cantidad de gas vertidos a la atmósfera en torno al 1% de las emisiones de gas de efecto invernadero de Estados Unidos.

Los CFC, quimicos que destruye la capa protectora de ozono de la Tierrase utilizó para fabricar cientos de productos como aerosoles, espumas y materiales para empaquetar, pero fueron vetados en 2010.

noticias relacionadas

El tratado internacional de Montreal no eliminó, sin embargo, la posibilidad de crear CFC durante el desarrollo de hidrofluorocarburos (HFC), una segunda generación de sustancias creadas para reemplazar a las primeras.

El estudio publicado en «Nature Geoscience» incluye las emisiones de gases CFC-13, CFC-11a, CFC-113A, CFC-114a y CFC-115, químicos con una vida media en la atmósfera de 52 y 640 años.